Alejandro León
Agencia Reforma

Cd. de México, México.-Un paciente que estaba siendo operado de la fractura de un pie en uno de los quirófanos del Hospital General Balbuena agradeció a los cirujanos que no lo hayan dejado solo mientras el sitio se movía por el sismo 7.5 de esta mañana.

El paciente estaba anestesiado de la cintura a los pies. En la operación participaban cirujanos, anestesiólogos y enfermeras.

Los seis elementos del personal médico que estaban presentes no tuvieron otra opción mas que resguardarse en el área del quirófano mientras transcurría el temblor.

Una vez finalizado el sismo, retomaron la cirugía.

“El paciente de voz propia nos dijo ‘les agradezco que no me dejaron solo’. El paciente sentía miedo igual que todos nosotros, nos agradeció, al paciente nada más le duermen de la cintura para abajo.

“Horrible, pero estamos bien todos, fuertísimo, estábamos en el quirófano, nos replegamos un poquito, pero no salimos”, declaró a REFORMA Mari, enfermera del Hospital.

Mari también vivió en el Hospital General Balbuena, que administra el Gobierno de la Ciudad de México, el terremoto de 1985.

Aquella vez, recordó, salió corriendo desesperada por la forma en que era sacudido el Hospital, ubicado en la Alcaldía Venustiano Carranza. Por el sismo de hoy, trató de controlar el miedo.

“Salí como loca (en el terremoto de 1985), pero sabes qué, aquella vez como que me dio más miedo, ahorita no tanto, porque aquí estamos en un solo piso, no tenemos pisos arriba”, remató.

Trabajadores del Hospital agregaron que por protocolos del nosocomio, durante el sismo de hoy ningún paciente con Covid-19 fue evacuado del inmueble.