Benito Jiménez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-En lo que va de la actual administración, 243 elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional y 33 de la Armada de México han sido dados de baja por mala conducta, revelan informes de ambas dependencias con corte a marzo pasado.
Esta situación tiene que ver principalmente con que los militares no tuvieron buen comportamiento en el desempeño de sus funciones, rompieron la disciplina o faltaron a sus deberes.
También por el consumo de drogas o que haya alterado y/o falsificado documentos.
No obstante, en el Programa Nacional de Desarrollo 2019-2024 figura un Código de Ética en el que los integrantes de las Fuerzas Armadas también fueron incluidos.
Ese código plantea, entre otras cosas, la rendición de cuentas, la equidad, el respeto a los derechos humanos y evitar actos de discriminación y acoso sexual.
El Secretario de la Marina, Rafael Ojeda, reveló el viernes, frente al Presidente Andrés Manuel López Obrador, que la dependencia ha detectado sustracciones de uniformes para venderlos al crimen organizado.
«Al menos nos ha pasado dos o tres veces dentro de nuestra institución», dijo Ojeda. «Hemos detectado elementos que sacan, sobre todo uniformes, y los venden a la delincuencia organizada. Afortunadamente, nuestra contrainteligencia los ha detectado y los hemos dado de baja», agregó, «porque meterlos a la cárcel es muy difícil por cuestiones jurídicas», dijo.
A esas bajas por mala conducta se suman las de 2 mil 309 integrantes de la Sedena que en este sexenio -también hasta marzo – han desertado de las filas militares, un acto que es perseguido por la justicia militar con meses de encuartelamiento o prisión, según la gravedad del abandono del cargo.

¡Participa con tu opinión!