Un hombre que estaba recluido en el Cereso para Varones “Aguascalientes” y enfrentaba un proceso penal por homicidio doloso, se suicidó por ahorcamiento en su celda.
El suicida fue identificado como Luis Ángel, de 43 años, quien utilizó un trozo de cobija para enredarla a su cuello y el otro extremo lo amarró al enrejado de la ventana del baño.
El hombre aparentemente sufrió una fuerte crisis emocional, luego de recibir la visita de su hijo el pasado jueves y con quien tuvo una fuerte discusión.
Fue alrededor de las 08:00 de la mañana del viernes cuando luego de que los reclusos comenzaron a salir de sus celdas para dirigirse al comedor a desayunar, uno de los custodios encontró a Luis Ángel ahorcado. Aunque de inmediato lo descolgó y lo llevaron al área de Enfermería, al ser valorado por el médico de guardia confirmó que había muerto.
A fin de realizar las investigaciones correspondientes, acudieron al lugar de los hechos los agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales.
El suicida estaba actualmente procesado por el delito de homicidio doloso calificado. Fue detenido por agentes del Grupo Homicidios de la PME, por su participación en el asesinato de un comerciante identificado como Raúl, de 60 años, ocurrido el pasado 4 de mayo en el interior de su negocio ubicado en el fraccionamiento Lomas del Chapulín.