Luce desolado el Mercado del Cerrito de la Cruz. Líderes y locatarios de este inmueble ubicado sobre la calle Paseo de la Cruz, coincidieron en señalar que aproximadamente el 70% de los locales están desocupados o permanecen cerrados porque han sido habilitados como bodegas; agregaron que la mayoría de los comerciantes que llegan e intentan establecerse por primera vez permanecen abiertos escasos tres o cuatro meses, pues sus propietarios terminan cerrando debido a las bajas ventas.
Los entrevistados mencionaron varios factores como causantes de esta situación, desde el hecho de que el mercado no cuenta con un área de estacionamiento, lo cual complica el arribo de un alto porcentaje de clientes; así como los supermercados que se han instalado en la zona, mismos que implican una fuerte competencia y acaparan un amplio porcentaje de las ventas.
Desde la perspectiva de los locatarios, una de las soluciones sería mejorar las condiciones físicas del inmueble para que dé un mejor aspecto a los clientes que acuden al mismo, así como hacerle publicidad para que acudan vecinos de las colonias aledañas al Cerrito de la Cruz, quienes desde hace tiempo dejaron de visitar al mercado.
No obstante, algunos líderes expresaron que la solución no es forzosamente emprender una campaña publicitaria, ya que los clientes potenciales de los comerciantes establecidos en este inmueble son en realidad un grupo reducido que vive en el Cerrito de la Cruz o las colonias aledañas, por lo cual una campaña en medios masivos llegaría a oídos que no estarían interesados en su oferta.
Sin embargo, refirieron que incentivar la llegada de nuevos comercios al inmueble podría revitalizar al mercado, pues así las personas tendrían acceso a una mayor cantidad de productos y verían atractivo el acudir a este recinto; añadieron que también podría reestablecerse el servicio de transporte, mismo que ofrecía traslado gratuito a los vecinos del lugar en los cuales dicho inmueble abrió sus puertas al público.