Ahora fue en el municipio de Calvillo donde intentaron hacer de las suyas los extorsionadores telefónicos.
Se contactaron con una mujer de 29 años de edad y le indicaron que tenían privado de su libertad a su esposo y si quería que no le hicieran daño, tenía que depositarles la cantidad de 300 mil pesos.
La oportuna intervención de elementos del Mando Único de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado evitó que se concretara el ilícito, además de que la persona que supuestamente estaba privada de la libertad, fue localizada más tarde sana y salva.
Cabe destacar que en su desesperación por evitar que le hicieran daño a su esposo, la mujer comenzó a reunir la mayor cantidad de dinero posible, e incluso se comunicó con sus hermanos para que le hicieran un préstamo.
Afortunadamente, uno de sus familiares cayó en la cuenta de que podía tratarse de una extorsión telefónica, por lo que decidieron reportar lo que estaba ocurriendo a los servicios de emergencias y de esta forma los elementos policiacos lograron evitar que entregara el dinero que ya había reunido.
Posteriormente, el esposo de la mujer, de nombre Felipe, fue localizado sano y salvo por los uniformados. Dicha persona también había sido amenazada por los delincuentes y le ordenaron que saliera de su domicilio y no contestara ninguna llamada de sus familiares, ya que si no obedecía las indicaciones les iban a causar un daño.