Otro golpe de extorsionadores

Elementos de la Fiscalía General del Estado lograron localizar sano y salvo a un ciudadano que estaba siendo objeto de una extorsión telefónica. Mediante engaños, ya habían obligado a sus familiares hacer un depósito de 10 mil pesos, debido a que les hicieron creer que lo tenían privado de su libertad, mientras que a él lo tenían contra su voluntad en la habitación de un hotel.
Todo se originó cuando familiares de una persona del sexo masculino reportaron su presunto secuestro. Al respecto, informaron que la progenitora del afectado se encuentra hospitalizada y el pasado lunes a las 08:20 horas salió del nosocomio con la intención de ir a comprar un medicamento, pero que ya no regresó y desde ese momento habían perdido todo contacto con él.
Sin embargo, lo más delicado fue que comenzaron a recibir llamadas telefónicas provenientes del número 833 395 0615, donde una voz masculina les indicaba que lo tenían privado de su libertad y que si querían verlo con vida tenían que depositar la cantidad de 100 mil pesos.
Señalaron que angustiados por la situación por la que están atravesando, depositaron 10 mil pesos en una cuenta que les fue proporcionada, pero a pesar de eso su familiar seguía sin aparecer, por lo que temían que algo malo le hubiera pasado.
Al presumir que se trataba de una extorsión telefónica, elementos de la Fiscalía General del Estado se dieron a la tarea de buscar al afectado en diferentes establecimientos, hasta que a las 15:30 horas lograron localizarlo en la habitación de un hostal ubicado en la colonia La Fe, siendo puesto a salvo.
Cabe destacar que esta persona señaló que mediante engaños y amenazas lo obligaron a hospedarse en dicho establecimiento, ya que de no hacerlo iban a hacer daño a sus familiares.