Con todo y ley seca, un individuo provocó un fuerte percance vial al conducir bajo los influjos de las bebidas embriagantes su vehículo. Aunque afortunadamente resultó ileso, no se escapó de ser detenido y puesto a disposición del juez calificador.
El percance se registró a las 02:30 horas, en la calle Tildío, a la altura del número 423, en la colonia Las Cumbres.
Hasta ese lugar arribaron elementos de Vialidad del municipio de Aguascalientes, tras recibir el reporte de que un vehículo se había estrellado contra un árbol y contra dos domicilios.
El presunto responsable resultó ser un individuo de nombre Marco Antonio, de 58 años de edad, quien conducía un vehículo Volkswagen, en color negro. Debido al completo estado de ebriedad en que se encontraba, perdió el control del volante e inicialmente se estrelló contra un árbol.
Por la velocidad que llevaba el vehículo, salió “rebotado” y fue a chocar contra los barandales metálicos de dos casas habitación marcadas con los números 423 y 421, sin que afortunadamente hubiera personas lesionadas.