Ahora fueron policías preventivos de Aguascalientes los que dieron un “golpe” a las bandas dedicadas al contrabando de cigarros chinos, al interceptar y detener a dos personas que llevaban a cabo una operación de compra-venta de 56 mil piezas de cigarrillos de diferentes marcas y que fueron ingresados ilegalmente a territorio mexicano.
Fue durante un recorrido de vigilancia realizado por policías preventivos del Destacamento “Morelos”, que en avenida Próceres de la Enseñanza y cruce con avenida Prolongación Iztlahuac, en el fraccionamiento Ojo de Agua de Palmitas, interceptaron dos unidades automotrices cargadas con la mercancía de contrabando.
Asimismo, se procedió al arresto de quienes fueron identificados como Marisol, de 30 años y Pedro Iván, de 37 años. Ambos sospechosos fueron trasladados a las instalaciones de la Fiscalía General de la República en Aguascalientes, donde quedaron a disposición del agente del Ministerio Público de la Federación, donde ya se inició una carpeta de investigación.
La Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Aguascalientes informó que las dos personas que dijeron ser comerciantes, fueron detenidos en el momento en que llevaban a cabo la compra-venta de cinco cajas que contenían cigarrillos de procedencia china, dando un total de 280 paquetes con 56 mil piezas de las marcas Marshall, Win, Indy, Farstar, Kingsize y GD.
Cabe destacar que la mercancía de contrabando era transportada en un automóvil Ford Ecosport, modelo 2019, color azul y con placas de circulación ABF-124-B de Aguascalientes, que era conducido por Marisol; así como una camioneta Honda Odyssey, modelo 2008, color gris, con placas de circulación 45AAE para personas con discapacidad del estado de Aguascalientes, que era conducida por Pedro Iván.