Los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado evitaron que una familia originaria de Zacatecas cayera en manos de los extorsionadores, ya que les hicieron creer que dos de sus integrantes habían sido privados de su libertad en el estado de Aguascalientes.
Estos hechos tuvieron lugar el pasado lunes, cuando una mujer se comunicó a los servicios de emergencias para solicitar ayuda, ya que habían privado de su libertad a dos de sus familiares.
La afectada comentó que su hermano Jesús y su cuñada María se trasladaron al estado de Aguascalientes, pero en determinado momento perdió toda comunicación con ellos y no sabía cómo localizarlos.
Es el caso que posteriormente, comenzó a recibir llamadas telefónicas donde le informaban que tenían privadas de la libertad a sus familiares y que si quería volver a verlos con vida, tenía que depositar 350 mil pesos.
Al presumir que se trataba de un intento de extorsión, los uniformados le pidieron a la mujer no contestar las llamadas y tampoco hacer algún depósito.
Mientras tanto, los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado se abocaron a buscar a sus familiares y fue más tarde cuando los encontraron sanos y salvos en un hotel ubicado en las inmediaciones de la Central de Autobuses.
El señor Jesús y su esposa María señalaron que al arribar a Aguascalientes, recibieron una llamada donde les ordenaron que se fueran al mencionado hotel y no salieran hasta recibir nuevas instrucciones, ya que de lo contrario iban a quitarle la vida a todos sus familiares que radican en Zacatecas, por lo que ante la situación que se vive en aquella entidad, decidieron obedecer las indicaciones.

¡Participa con tu opinión!