Los extorsionadores telefónicos se están aprovechando de la crisis de seguridad que viven los habitantes de los municipios de Cosío y Asientos, lo que los hace más vulnerables de ser víctimas de un delito.
El pasado lunes, un adulto mayor que vive en el municipio de Cosío, fue contactado por un extorsionador telefónico, quien mediante engaños, le hicieron creer de que se trataba de un integrante de la delincuencia organizada, por lo que fue presionado para que saliera de su domicilio sin informarle a su familia y después lo obligaron a hospedarse en un hotel, donde debería de esperar nuevas instrucciones.
Mientras tanto, a sus familiares les hicieron creer que lo tenían secuestrado y si no pagaban 50 mil pesos, entonces lo iban a matar.
Afortunadamente, la oportuna intervención de la Policía Cibernética y los policías preventivos de Cosío, permitió frustrar la extorsión telefónica.
Todo se originó el pasado lunes a las 14:15 horas, cuando una mujer se comunicó al número de emergencias 911, para reportar que habían secuestrado a su papá de nombre Manuel, de 67 años.
Los hechos tuvieron lugar en el municipio de Cosío, hasta donde se trasladaron los agentes de la Policía Cibernética, quienes tras platicar con la mujer, determinaron que se trataba de un secuestro virtual y a ella intentaban extorsionar, por lo que la convencieron de que no hiciera ningún tipio de depósito.
Mientras tanto, los policías preventivos de Cosío se dieron a la tarea de buscar al sexagenario, quien más tarde fue localizado en un hostal con razón social “El General”, que se ubica en la calle Álvaro Obregón, en la Zona Centro de Cosío.
Cabe destacar que el señor Manuel se encontraba bajo una fuerte crisis nerviosa, por lo que una vez que lo tranquilizaron y le informaron sobre la situación, procedieron a trasladarlo hasta su domicilio, donde se reunió nuevamente con sus familiares.