Los adolescentes siguen siendo “blanco” de las bandas de extorsionadores telefónicos y logran engañarlos a través de amenazas y aprovechándose de su vulnerabilidad.
Esta vez la Policía Cibernética de Aguascalientes logró frustrar otra extorsión telefónica de la cual era víctima una familia que radica en el municipio de Nochistlán, Zacatecas, al impedir que los papás de un adolescente de 14 años depositaran una fuerte cantidad de dinero que les estaban solicitando, ya que supuestamente tenían a su hijo secuestrado.
Los hechos se registraron el pasado sábado cuando en el C5-SITEC se recibió una llamada telefónica de una persona del sexo masculino, quien pedía apoyo ya que tenían secuestrado a su hijo de 14 años y estaban exigiendo un depósito de 150 mil pesos a cambio de liberarlo con vida.
Integrantes de la Policía Cibernética de Aguascalientes iniciaron con las investigaciones y se entrevistaron con el papá de la víctima, quien dijo ser originario del municipio de Nochistlán, Zacatecas. Agregó que supuestamente, habían plagiado a su hijo debido a que había ocasionado daños a una camioneta que pertenece a un grupo delictivo y si no pagaba la reparación que ascendía a 150 mil pesos, entonces iban a matar a su familiar.
La víctima indicó que el pago tenía que realizarse en Aguascalientes, por lo que se trasladó a esta ciudad, pero debido a que no contaban con los recursos económicos fue que decidieron solicitar apoyo a la Secretaría de Seguridad Pública del Estado.
Cabe destacar que mientras policías estatales hacían las investigaciones, los delincuentes se comunicaron con la mamá y le exigieron que al menos depositara la cantidad de 40 mil pesos para recuperar a su hijo, al tiempo que le enviaban una fotografía donde se observaba supuestamente al adolescente sin playera y con golpes de tortura.
Sin embargo, tras tranquilizarlos e indicarles que se trataba de un engaño, los agentes de la Policía Cibernética se dieron a la tarea de rastrear el teléfono celular del jovencito, por lo que poco más tarde fue ubicado en las cercanías del Tecnológico de Nochistlán, Zacatecas, por lo que se pidió apoyo a la policía municipal de aquel lugar y de esta forma se logró asegurar sano y salvo al hijo de esta familia.