Por la noche de este miércoles, se llevó a cabo la ronda semifinal de los clavados desde la plataforma de 10 metros femenil, con Gabriela Agúndez y Alejandra Orozco buscando meterse entre las 12 primeras que pasaban a la final de la prueba. Las aztecas tuvieron desempeños totalmente diferentes, pero pudieron colarse a la gran final de forma dramática para una de ellas.
La más constante resultó ser Gaby Agúndez que, en tres de sus cinco saltos, logró reunir más de 70 puntos, por lo que en todo momento estuvo peleando por el tercer lugar de la competencia. En su último salto, tuvo un regular clavado con dos vueltas hacia atrás y dos giros, en donde solamente sumó 57.60 unidades, que la hicieron caer de última hora al cuarto sitio, con un total de 337.30, sólo por detrás de las chinas Hongchan Quan y Yuxi Chen, que, simplemente, estuvieron espectaculares, y la estadounidense Delaney Schnell, que le robó el tercer lugar en el último salto.
En tanto, Ale Orozco tuvo una mala actuación, conociendo su calidad. En dos de sus cinco clavados, no llegó a los 60 puntos, teniendo algunos problemas en la entrada, sobre todo en el quinto clavado, con sólo 46.40 unidades, fallando el mismo clavado que Agúndez. Esa poca cosecha la puso en la cuerda floja de poder ser eliminada de la final, pero la canadiense Meaghan Benefeito se quedó corta en el último salto, sin poder desplazar a Orozco, que, con las uñas, se mantuvo en la pelea por la final. Por la madrugada de este jueves, las mexicanas pelearon por el podio con el fin de conseguir la cuarta medalla para México.