Los seis peligrosos sicarios que fueron capturados por agentes de la Fiscalía General del Estado, tras un enfrentamiento a balazos en el fraccionamiento Vista Alegre, ya fueron vinculados a proceso por un Juez de Control del Centro de Justicia Federal con sede en Aguascalientes.
Fueron identificados como Edwin C., Gerardo R., Ismael G., Edgar P., Higinio M. y Josué B., quienes pertenecen al CJNG. El agente del Ministerio Público de la Federación aportó los elementos de prueba suficientes para que fueran vinculados a proceso por los delitos de acopio de armas, posesión de cartuchos y cargadores de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas, así como por el delito contra la salud en la modalidad de narcomenudeo, por posesión de clorhidrato de metanfetamina con fines de comercio en la variante de venta.
De igual forma, se les impuso la medida cautelar de prisión preventiva y se dio un plazo de 5 meses para el cierre de la investigación complementaria.
Cabe destacar que Edwin, Gerardo, Ismael, Edgar e Higinio, se encuentran recluidos en el Cereso para Varones “Aguascalientes”. El sexto involucrado, Josué, fue trasladado al Penal de Puente Grande, debido a que contaba con dos órdenes de aprehensión vigentes, al estar relacionado con dos ejecuciones registradas en Jalisco.
Todos ellos fueron detenidos por agentes de la FGE el sábado 21 de septiembre a las 03:40 horas, durante un cateo que llevaron a cabo en una “casa de seguridad” ubicada en la calle Jaripeo, en el fraccionamiento Vista Alegre.
Tras ser atacados a balazos, los policías ministeriales repelieron la agresión y lograron abatir a uno de los sicarios identificado como Víctor Ramón Teodoro, de 30 años, originario de Guadalajara, Jalisco. Otros hampones resultaron heridos de bala.
Les aseguraron 14 rifles de asalto AR-15 calibre .223, una pistola tipo escuadra calibre 9 mm, 976 cartuchos útiles de diferentes calibres, 25 cargadores y 157 envoltorios con metanfetamina, con un peso de 29.62 gramos; así como chalecos balísticos y capuchas.