Mircea Mazilu

Las lenguas indoeuropeas pertenecen a un grupo de lenguas que cuenta con más de 3 mil 200 millones de hablantes, lo que lo convierte en el más importante del mundo. A dicho grupo corresponden unos 150 idiomas que hoy se hablan en Asia meridional y occidental, Europa y, como consecuencia de la expansión de este último continente, en América, África y Oceanía. Destacan el inglés, francés, español, alemán, ruso, griego moderno, armenio, indostaní, albanés y muchos otros idiomas que, tal como sostienen los expertos, presentan una gran cantidad de semejanzas entre sí. La similitud entre ellos se explica por el hecho de que todos cuentan con un antepasado común, llamadoprotoindoeuropeo.

El protoindoeuropeo es una lengua que se hablaba en lo que hoy es Ucrania, el sur de Rusia y el Cáucaso, alrededor del mileno IV a.C. Esta lengua, que no contaba con un sistema de escritura, se expandió por la mayoría de Europa y por gran parte del suroeste asiático, alcanzando lo que actualmente es la península de Indostán.

Como consecuencia de su mestizaje con las lenguas que se hablaban en cada región que alcanzaba, el protoindoeuropeo dio lugar a diversos subgrupos, a saber: albanés, anatolio, armenio, helénico, indoiranio, tocario, balto-eslavo, céltico, germánico, itálico, etc.

El primero de ellos evolucionó hasta dar lugar al actual idioma albanés, el cual se habla en Albania, Macedonia, Kosovo, Montenegro, etc.; el anatolio se desarrolló en parte de la actual Turquía, dando lugar a diferentes lenguas (como la hitita) que con el paso del tiempo desaparecieron; el armenio evolucionó hasta convertirse en el idioma oficial de las actuales repúblicas de Armenia y Artsaj; el helénico se caracterizó por un grupo de dialectos hablados en el actual territorio de Grecia y del cual surgió el griego moderno; el indoiranio dio lugar a idiomas que hoy se hablan en Irán, Pakistán, India y sus alrededores, descollando el bengalí, el persa y el indostaní; el tocario, subgrupo formado por lenguas hoy extinguidas que se hablaron en Asia Central; el balto-eslavo, antepasado de los idiomas ruso, checo, polaco, búlgaro, serbio, eslovaco, croata, ucraniano, letón, lituano, etc.; el céltico, del cual surgieron más tarde el bretón, gaélico escocés, gaélico irlandés y galés; el germánico, antecesor de idiomas modernos como el inglés, alemán, neerlandés, sueco, noruego, danés, islandés, etc.; por último, el itálico es originario de la península Itálica y a él perteneció el latín, del cual surgieron las lenguas romances como el francés, portugués, italiano, rumano, occitano, catalán, gallego y español, entre muchas otras.

Actualmente, todas las lenguas indoeuropeas cuentan con más de 3 mil millones de hablantes en todo el mundo. De acuerdo con datos del portal Statista, entre las más habladas figuran el español, con unos 460 millones de personas que lo hablan como lengua materna; el inglés, con 379 millones; el indostaní, con 341 millones; el bengalí, con 229 millones; el portugués, con 221 millones; el ruso, con 154 millones; y el francés, con 77 millones. De todas ellas, el inglés es el idioma que cuenta con más hablantes totales (nativos y no nativos), ya que registra una cifra igual a 1,132 millones. Le siguen el indostaní, con 615 millones, y el español, con 534 millones.

mircea.mazilu@hotmail.com