El oriente de esta capital es donde más operativos de cateos domiciliarios con decomiso de narcóticos y detenidos se han realizado, lo que deja ver que también es donde hay más circulación de drogas, lo cual tiene relación con la cantidad de población que se concentra en aquel rumbo, de ahí que el 75 u 80% de los actos delictivos que tienen relación con enervantes, se cometen allí.

El fiscal general del Estado, Jesús Figueroa Ortega, dio a conocer lo anterior, en entrevista durante el acto que se llevó a cabo en La Tomatina, donde fueron incineradas más de 100 dosis de cocaína, unas dos mil de cristal y 17 mil de marihuana, todo con un valor estimado en 200 mil pesos.

Recordó que todo decomiso de drogas menor a los cinco kilogramos se queda en la Fiscalía General del Estado para su investigación y posterior destrucción, cuando supera esa cantidad, se remite a la Fiscalía General de la República, dijo, luego de reconocer la participación en los operativos de las corporaciones policiacas municipales y del Estado.

Si bien en lo que va del año todavía no se tiene una cuantificación sobre cuánto ha sido incautado en drogas, recordó que el año pasado fueron cerca de 600 kilos de mariguana, 14 kilos de cristal y unos dos kilos de cocaína, y si bien en lo que va del 2021 no se tiene la estimación de lo que ha sido retirado, se debe referir que son el cristal y la marihuana lo que más se decomisa.

Aunque no se puede asegurar que se esté ganando la batalla contra el tráfico de drogas, pues mientras haya un solo adicto no se puede asegurar que haya avances notorios, destacó que en la mayor parte de los operativos y cateos domiciliarios donde se encuentran enervantes, hay detenidos, lo cual es posible al realizarse un trabajo de investigación e inteligencia previo, para no dar “palos de ciego”, sino resultados fehacientes.

En la actualidad son 107 carpetas que están en ejecución de los juzgados, “podríamos hablar de carpetas de 2018, 2019 y del 2020, pero necesitamos que los procesos estén concluidos jurídicamente hablando, por eso es que se tardan estos eventos –de incineración- que son aseguramientos pequeños, porque los grandes se remiten a la FGR”.