Abel Barajas 
Agencia Reforma

CDMX.- Un juez local de la Ciudad de México ordenó una nueva orden de aprehensión en contra de Guillermo Álvarez Cuevas, ex director de la Cooperativa La Cruz Azul, así como contra 9 colaboradores y abogados, por una presunta administración fraudulenta de 2 mil 257 millones 411 mil pesos.

De acuerdo con una tarjeta informativa difundida por los denunciantes, miembros del Consejo de Administración en funciones de la cementera, en esta nueva causa penal también se instruyó la captura de Guillermo Robín Álvarez Álvarez, hijo del ex directivo.

El 2 de junio de 2019 los entonces disidentes de la directiva que encabezaba Álvarez Cuevas por suscribir un contrato de fideicomiso para arrendarle a Afianzadora CBL Fiducia los bienes, la maquinaria y el equipo de la cementera.

Los querellantes señalaron que este fideicomiso fue maquinado por la directiva “sin contar con las facultades legales ni autorización en asamblea de socios para desfalcar a la Cooperativa”.

A través de esta operación, habrían sido transferido bienes materiales por un valor de más de 2 mil 257 millones de pesos y el arrendamiento tendría una vigencia de cinco años a partir de 2017, con una renta mensual de 667 mil 714 pesos.

“En este sentido, se emitió la orden de captura por el delito de administración fraudulenta, en contra del patrimonio de la Cooperativa La Cruz Azul que, hasta este momento, asciende a la cantidad de 2 mil 257 millones 411 mil pesos”, indicaron.

“Cantidad que aumentará considerablemente una vez que se cuenten con los avalúos de la totalidad de los bienes que transmitieron ilícitamente al fideicomiso, ya que se trata de los activos más importantes de la empresa, las plantas productoras de cemento de Oaxaca e Hidalgo, que representan el alma de la Cooperativa”.

En esta carpeta judicial con número 012/00821/2020, también se libró una nueva orden de aprehensión contra Ángel Martín Junquéra Sepúlveda, abogado externo de la cooperativa, y Mario Sánchez Álvarez, sobrino de Álvarez Cuevas y ex coordinador financiero de la cementera, quienes ya eran prófugos de la justicia federal.

También se instruyeron las aprehensiones de Raúl Antonio Enríquez López; Jorge Fernández Rodríguez; Ángel Jiménez García; Armando García Lugo; Noé Calvo Morales y Apolinar Ortiz Hernández, a quienes identifican como colaboradores de Álvarez Cuevas y el ex director jurídico Víctor Manuel Garcés Rojo.

“Para la constitución del Fideicomiso 447 de CBL Fiducia, que por cierto también fue víctima del engaño, ya que nunca le informaron que no existía autorización de la asamblea de socios, el abogado Ángel Martín Junquera Sepúlveda habría cobrado 500 millones de pesos que le fueron pagados por la entonces Cooperativa dirigida por el ‘Billy’ Álvarez”, dicen los denunciantes en el texto difundido.

Contra Álvarez Cuevas, Junquera y Sánchez existe otra orden de aprehensión federal por delincuencia organizada y lavado de dinero, relacionada con supuestos desvíos desde la cooperativa por más de 114 millones de pesos a “factureras”. Los denunciantes dicen que el primero de ellos ya es buscado por la Interpol en 194 países.

Adelantan que las Fiscalías General de la República y de la Ciudad de México están próximas a pedir las aprehensiones de otros presuntos cómplices de Álvarez y Garcés, como Adolfo Cabrera Alvarado, Andrés Barrera Mendoza y Ramsés Dolores Anguiano.

Además de Sergio Rodríguez Reyes, Ignacio Muñoz Romero, Pánfilo Cabrera Toledo, Alfredo Valdez Rodríguez, Patricia Vázquez Alpízar, Patricia Corona Petronilo, Marcos Alvarado, Federico Sarabia Pozo, Gilberto Cruz Velázquez, Martha Lugo López, Humberto Tapia y María Elena García García.