Abel Barajas
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Tras un mes de diligencias, una juez federal ordenó ayer en la madrugada dejar en libertad provisional a ocho militares implicados en el caso Ayotzinapa, en el proceso que les iniciaron por delincuencia organizada, siempre y cuando paguen una garantía de 100 mil pesos.
Aunque la Guardia Nacional dictaminó que existía un nivel de riesgo «alto» de fuga, Raquel Duarte, Juez Segundo de Distrito en Procesos Penales Federales de Toluca, les otorgó el cambio de medida cautelar a los ex integrantes de los Batallones 27 y 41 de Infantería en Guerrero, informaron fuentes judiciales.
La juzgadora concluyó que la prisión preventiva justificada a la que estaban sometidos no era idónea, necesaria y proporcional, por lo que en su lugar les impuso la libertad provisional mediante el pago de una garantía de 100 mil pesos y firmar los días 1 y 16 de cada mes en el juzgado.
También les impusieron la entrega de su pasaporte, la prohibición de salir del País y de acercarse a víctimas o testigos, según el resolutivo de la audiencia que concluyó ayer a las tres de la madrugada.
Los militares beneficiados con este fallo son Gustavo Rodríguez de la Cruz, Omar Torres Marquillo, Juan Andrés Flores Lagunas, Ramiro Manzanares Sanabria, Roberto de los Santos Eduviges, Eloy Estrada Díaz, Uri Yashiel Reyes Lasos y Juan Sotelo Díaz.
Se espera que en las próximas horas, una vez que cubran la fianza, los soldados abandonen el Campo Militar Número 1.
Esta es la segunda ocasión en que los ocho militares obtienen su libertad provisional, ya que tienen dos procesos en curso, uno por el delito de desaparición forzada y el más reciente por delincuencia organizada.