Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El crimen también ordeña ¡turbosina en el aeropuerto!
Desde hace cuatro semanas, el olor a combustible comenzó a extenderse a través del alcantarillado en calles y domicilios de la Colonia Cuchilla de los Tesoros, contigua al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, en la Alcaldía Gustavo A. Madero.
Ayer, la Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil (SGIRPC) de la Capital lo atribuyó a la ordeña de un ducto de turbosina, lo que fue calificado como un hecho inédito.
Los habitantes de la zona se reunieron por la tarde con personal gubernamental, luego de que el martes por la noche realizaron un cierre vial para reclamar la falta de respuesta ante la situación.
Durante el encuentro, Humberto González Arroyo, titular de la Dirección General Táctico Operativa de la SGIRPC, reconoció como una emergencia la presencia del olor.
Refirió que este es provocado por los piquetes a los ductos de hidrocarburo que recorren la demarcación.
«Esta es una emergencia, que se derivó por una toma clandestina, que se suscitó por miembros del crimen organizado (…) es la primera vez que se da una toma clandestina en un ducto, que es el único ducto de la Ciudad de México que tenemos que lleva turbosina», indicó el funcionario en la reunión.
Ayer, personal de Pemex, la Guardia Nacional y la SGIRPC realizaron también la inspección de un ducto de diesel ubicado Avenida 604, en la Colonia San Juan de Aragón, el cual anteriormente ya había presentado una perforación.