Abel Barajas
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Un Juez federal ordenó de nueva cuenta la aprehensión por lavado de dinero contra Gilda Susana Lozoya Austin por estar relacionada con las cuentas bancarias en las que su hermano Emilio Lozoya supuestamente cobró un soborno de 3.5 millones de dólares por el caso Agronitrogenados.
La hermana de Lozoya está evadida de la justicia por este caso, en el que la Fiscalía General de la República sostiene que fue beneficiaria de la cuenta bancaria en la que el ex director de Pemex recibió los 3.5 millones de dólares de parte de AHMSA.
Artemio Zúñiga, del Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Norte, instruyó el mandamiento judicial y repuso así el procedimiento, como se lo había ordenado el Tercer Tribunal Colegiado Penal.
Según registros judiciales publicados ayer, la orden de aprehensión fue librada el 29 de octubre.
La hermana de Lozoya ya presentó una nueva demanda de garantías, aunque no solicitó la suspensión de la captura; no obstante que puede congelarla porque el lavado de dinero ahora ya no es un delito con prisión preventiva oficiosa.
Esta decisión deja entrever que no se presentará a una audiencia ante el juez para afrontar la imputación.
Gilda Susana Lozoya está evadida de la justicia por el caso Agronitrogenados, en el que la FGR sostiene que su hermano recibió un soborno de 3.5 millones de dólares para que Pemex le comprara a Altos Hornos de México la planta “chatarra” del complejo Pajaritos, Veracruz, en 273 millones de dólares.
De acuerdo con la nueva administración de Pemex, el precio es 10 veces mayor a su valor real.