Claudia Guerrero y Antonio Baranda
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Ante al incremento de protestas sociales y de ambientalistas por la construcción del Tren Maya, el Presidente Andrés Manuel López Obrador ordenó ayer incrementar el número de ingenieros militares asignados a la obra para avanzar con mayor velocidad y garantizar así la conclusión del proyecto en diciembre de 2023.
El Mandatario dispuso el despliegue de 80 ingenieros militares para la instalación de 10 campamentos, que operarán como frentes de trabajo de una de las obras emblemáticas de la llamada Cuarta Transformación (4T).
«Entonces, van a construir el aeropuerto (de Tulum) los ingenieros militares, pero también este tramo de Escárcega hasta Tulum. Son dos tramos, el tramo 6 y el tramo 7 del Tren Maya, más el aeropuerto», aseveró.
«Ya salieron (militares) y hoy (miércoles) salen 80 militares más. Se van a poner 10 campamentos desde Escárcega a Tulum, porque como hablábamos ayer o antier, ya los otros tramos ya están contratados».
El Mandatario federal consideró que el reto de los mandos del Ejército será trabajar en la obra y avanzar a un ritmo que les permita emparejarse con las empresas privadas que ya llevan meses laborando en la zona.
«Los ingenieros militares, el desafío, el reto, es alcanzar a las empresas y terminar al mismo tiempo que las empresas que ya llevan como dos años trabajando», expresó.
El Presidente tiene contemplado realizar el próximo fin de semana recorridos de supervisión por la obra del Tren Maya y los trabajos en el aeropuerto de Chetumal.
La semana pasada ya había anunciado que el Agrupamiento de Ingenieros del Ejército se integró a la construcción del Tren Maya en el Tramo 5, que va de Tulum a Cancún, y que ha desatado una ola de protestas de ambientalistas, activistas y personalidades del espectáculo.
La organización ambientalista Greenpeace advirtió que el trazado del Tramo 5 del Tren Maya pasará sobre varios sistemas de cuevas y ríos subterráneos, por lo que advirtió que existe riesgo de colapso de la obra y de daños para los pasajeros.
En conferencia desde Palacio Nacional, el Mandatario federal explicó que el aeropuerto de Tulum será muy importante, ya que ayudará a evitar la saturación de pasajeros que padece la terminal aérea en Cancún.
«El aeropuerto de Tulum va ayudar mucho porque ya el aeropuerto de Cancún está saturado, tiene 500, 600 vuelos, operaciones diarias, se necesita, se requiere el aeropuerto de Tulum para seguir recibiendo turistas», señaló López Obrador.
«Va ser un aeropuerto internacional, de calidad, igual que el Felipe Ángeles. Se va a construir muy cerca de Tulum, aun cuando el terreno está en el municipio de Felipe Carrillo Puerto, porque es un municipio muy grande, tiene más extensión que Tulum, y llegan las tierras ejidales hasta muy cerca de Tulum».

¡Participa con tu opinión!