Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Un juez federal ordenó a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y al IMSS a reanudar sus servicios para Altos Hornos de México (AHMSA), la acerera en proceso de concurso mercantil que enfrenta deudas por casi 41 mil millones de pesos.
Saúl Martínez Lira, juez Segundo de Concurso Mercantiles, ordenó el 10 de noviembre reanudar el suministro de energía eléctrica, que está suspendido en algunas instalaciones de AHMSA desde mayo pasado por falta de pago.
Lo anterior, ya que el conciliador del concurso mercantil no ha podido acceder plenamente a los equipos que almacenan la información financiera y contable de la empresa con sede en Monclova, Coahuila.
En las versiones públicas de sus acuerdos, el juez censuró el domicilio específico para el cual ordenó la reconexión. En mayo, AHMSA ya había pagado a la CFE una deuda de 178 millones de pesos para poder reactivar operaciones en sus plantas.
El 7 de noviembre, en tanto, el juez ordenó al IMSS reactivar el certificado de sello digital de AHMSA, pues mientras se encuentre inactivo, la empresa está imposibilitada para registrar movimientos de bajas o altas de sus 17 mil trabajadores, entre otros tramites de seguridad social.

RECHAZAN ASAMBLEA DE ACCIONISTAS
En la misma fecha, el juez rechazó la petición del conciliador del concurso, Víctor Aguilera Gómez, para convocar a una asamblea de accionistas que designe a un nuevo Consejo de Administración de AHMSA.
El conciliador, que tiene a un equipo de casi setenta personas para auxiliarlo, se ha quejado reiteradamente de falta de colaboración del Consejo desde que se declaró a la empresa en concurso en junio pasado.
Apenas el 20 de abril, AHMSA anunció que Eugene Davis reemplazaría a Alonso Ancira en la presidencia del Consejo, como parte de un rescate de inversionistas estadounidenses que aportarían 200 millones de dólares de capital fresco.
Pero en septiembre, Ancira dijo a REFORMA que la renovación del Consejo está sujeta a que los inversionistas, entre ellos Argentem Creek Partners y Cargill, depositen cerca de 150 millones de dólares para reactivar la producción.
AHMSA ha enfrentado la situación inédita de estar sometida simultáneamente a dos procesos de insolvencia, ya que desde 1999 un juzgado local de Monclova había llevado otro expediente, pero bajo la Ley de Quiebras y Suspensión de Pagos.
En ese caso, la jueza Mónica Rodríguez declaró el 30 de enero la «quiebra» de AHMSA, que en 2014 había negociado un convenio para reestructurar deudas por mil 700 millones de dólares, mismo que fue rescindido.
Pero el 17 de agosto, un tribunal de apelación de Coahuila declaró incompetente a la jueza Rodríguez para continuar con el caso, y la semana pasada, Martínez Lira recibió el incidente de conversión a quiebra del proceso de 1999, cuyo trámite está por definirse.
Ancira también tiene pendiente pagar más de 100 millones de dólares de reparación de daño a Pemex por la compra a sobreprecio de la planta de Agronitrogenados en el sexenio pasado.