Staff
Agencia Reforma

OAXACA, Oaxaca 20-Jul.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) dio un plazo de diez días al municipio de Oaxaca para retirar el basurero al aire libre que se improvisó en la ribera del río Atoyac.
Según las medidas urgentes que impuso al municipio, éste debe retirar los residuos sólidos urbanos, mostrar evidencia de la disposición final de los residuos y abstenerse de volver a colocar el basurero.
“La supervisión de esa zona se realiza en atención a denuncias de la ciudadanía y por ser un hecho notorio la habilitación de un tiradero a cielo abierto de residuos sólidos urbanos en el cauce del río Atoyac… el cual no cuenta con las autorizaciones correspondientes.
“Dentro del cauce del río existe, además, relleno y compactación en una superficie de dos mil 902.5 metros cuadrados, donde actualmente está el tiradero a cielo abierto de Residuos Sólidos Urbanos, sin ningún tipo de separación o manejo”, señaló la Profepa tras una visita al lugar.
El basurero se habilitó a un costado de las bodegas de fruta del Mercado de Abastos debido a que el tiradero de Zaachila fue bloqueado por un grupo de pobladores tras un enfrentamiento con operadores de mototaxis del Frente Popular 14 de junio.
El saldo de esos hechos, ocurridos el 3 de julio, fue de 50 casas quemadas y cinco vehículos destruidos.
Tras permanecer una semana bloqueado, el basurero municipal, ubicado en la colonia Renacimiento, fue reabierto el 12 de julio a los camiones recolectores de la ciudad de Oaxaca, por lo que ayer había bajado de manera considerable la cantidad de desechos en la ribera del río Atoyac.