Abel Barajas
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Un juez federal ordenó a la Fiscalía General de la República (FGR) reabrir la investigación por un presunto enriquecimiento ilícito de 36.5 millones de pesos contra el magistrado José Luis Vargas, presidente del Tribunal federal electoral.
Después de una audiencia de seis horas, Marco Antonio Fuerte, juez de control del Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Norte, revocó el no ejercicio de la acción penal dictado el 15 de junio por la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción (FECC).
Después de que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) impugnó el “carpetazo” de la FECC, ayer el juez concluyó en la audiencia que había elementos para investigar de nueva cuenta a Vargas por los mismos hechos.
El magistrado publicó en su cuenta de Twitter que se mantiene en disposición para colaborar con el Ministerio Público.