Víctor Fuentes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Servicio de Administración Tributaria (SAT) ordenó a todos sus empleados regresar el 19 de abril a trabajar presencialmente en sus oficinas, como parte de un paquete de medidas en materia de recursos humanos que busca “acabar con viejos vicios” laborales.
“Se informa que, a partir del lunes 19 de abril del año en curso, todo el personal de base y confianza deberá retornar a desarrollar actividades laborales en las instalaciones correspondientes.
“Para ello se podrán manejar horarios escalonados, que permitan asegurar dar continuidad a las medidas preventivas de la contingencia”, ordena un oficio emitido el 14 de abril por la Administradora General de Recursos y Servicios (AGRS), Paloma Aguilar Correa.
Desde enero, está vigente para el Gobierno federal un acuerdo de la Secretaría de la Función Pública, por el cual, hasta el 30 de abril, se debe privilegiar el trabajo a distancia, y no debe exigirse la presencia en oficinas de adultos mayores de 60 años, personas con discapacidad, mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, y con enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión y obesidad mórbida.
El oficio del SAT no entra en estos detalles, pero faculta a los administradores generales para autorizar “casos de excepción” para trabajar desde casa, que tendrán que ser notificados a más tardar en tres días a la AGRS, o las ausencias empezarán a contar como faltas.
El SAT tiene más de 34 mil empleados. De estos, los que laboran en oficinas de atención al contribuyente ya estaban trabajando presencialmente en horarios normales desde febrero, aunque admitió en ese mes que tenía hasta 30 por ciento de abandono en este tipo de oficinas, lo que dificultaba el servicio a los usuarios.
Aguilar Correa también informó a los empleados que, a partir del 3 de mayo, empezará a funcionar un sistema automatizado de registro de asistencia en todas las oficinas, por lo que ya no serán los superiores jerárquicos los que reportarán las faltas, y se reforzará el control sobre las comisiones sin viáticos.
También desde mayo, dejará de darse “continuidad automática” a los nombramientos luego de cumplir tres meses de haber sido contratados. Ahora, a los dos meses, se pondrá a consideración de los administradores generales si el empleado tiene las capacidades y experiencia para continuar en el puesto.