El Centro Comercial Agropecuario cuenta con los elementos jurídicos y las licencias municipales autorizadas para acabar finalmente con la anarquía que se vive al interior del mercado, no habrá más la operación del auto tianguis o de la renta ilegal de áreas comunes y otras prácticas que mantenían saturados los cajones para el aparcamiento de vehículos de los clientes.

Gerardo Palomino Macías, presidente del Consejo de Administración, aseveró que es tiempo de terminar con el desorden y hacer valer los derechos de los condóminos tanto de las bodegas como de los tianguis, quienes de manera permanente exigen la disponibilidad de lugares para que las amas de casa, las familias locales y los clientes regionales puedan acceder fácilmente a realizar sus compras.

En entrevista con El Heraldo, el dirigente del CCA mencionó que ya se cuenta con la Licencia de Construcción emitida por la Direccion de Control Urbano de la SEDUM y con ella se procederá a arrancar la obra para la edificación de las casetas e instalación de plumas en cada una de las puertas de entrada y salida de este mercado, a fin de cobrar por el servicio de estacionamiento de vehículos.

Aseveró que durante mucho tiempo, este mercado fue utilizado para vender automóviles, lo cual ocurría día a día, y aparte los condóminos metían sus propios vehículos ocupando todos los cajones y en consecuencia los clientes debían buscar por afuera espacios para dejar sus unidades y entrar a comprar sus alimentos.

Otra práctica anárquica que no se hacía por los condóminos sino por comerciantes foráneos, es que se metían con sus camiones para vender sus productos y otros bodegueros sí rentaban las áreas comunes frente a sus negocios para que esos foráneos pudieran vender sus productos sin aportar nada al beneficio de todo el Centro Comercial Agropecuario.

“Con la instalación de plumas para regular la entrada y salida de vehículos, no se permitirán esas prácticas desleales y ahora se concederán los espacios suficientes para que los clientes de este mercado puedan ingresar con facilidad y realizar la compra de alimentos, abarrotes, carnes, cereales y todo lo que requieran adentro de este centro comercial”, puntualizó Gerardo Palomino Macías.