En la Capilla del Señor de los Rayos, el Obispo de la Diócesis, Juan Espinoza Jiménez, encabezó la celebración en el marco de la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, en la cual en su participación reconoció el interés que existe actualmente en la entidad para que el número de religiosos esté incrementando, refiriendo que Aguascalientes sobresale por ser semillero en ese aspecto.
El Obispo permitió al Padre Fabián Gómez presidir la homilía, quien llamó a los jóvenes a caminar juntos siguiendo al Pastor y alcanzar la vida eterna. Agregó que es necesario seguir con fe y escuchar la voz para alentar a las personas en momento de sufrimiento y dolor, al convertirse en el consuelo buscado.
De la misma manera, dijo que Dios es justo, por lo que pidió orar por la paz y descubrir el rosto del Pastor bueno, hacerlo visible y mantenerlo siempre en el corazón.
Jiménez Espinoza, agradeció el trabajo que se ha realizado en la Diócesis encargada de promover las vocaciones y a los padres que colaboran con el acompañamiento de la juventud, pues dijo estas jornadas sirven para reflexionar y trabajar dándole tiempo al Señor, preparándose para prestar un mejor servicio.
Hizo un llamado para orar por las vocaciones y que el crecimiento de los religiosos siga su curso.
Finalmente, el Obispo felicitó en el marco del día de las Madres, a todas las mujeres que han dado vida, invitándolas a continuar en oración y seguir educando de la mejor manera a sus hijos.
“Estas jornada sirven para reflexionar, para ir forjando nuevas vocaciones, ojalá sigan siendo más y más cada día. Agradecer el tiempo y el interés que han demostrado jóvenes en especial, pero también los padres de familia que nos han ayudado”, concluyó.

¡Participa con tu opinión!