La incorporación de cuatrocientos cincuenta elementos de la Guardia Nacional a la vigilancia de Aguascalientes, a partir de mañana, vendrá a reforzar de manera significativa a las autoridades del Gobierno Estatal en tareas de seguridad pública.
Aún sin comodidades de hotel ni recursos definidos para el desarrollo de su base operativa, las tropas arribarán y cumplirán en la entidad su función de patrullaje y trabajo de campo, además de otras misiones que se les encomienden, en todo el territorio estatal.
Así lo aseguró el comandante de la XIV Zona Militar, general Carlos Francisco Espadas Ceballos, al dejar en claro que ha sido precisamente en comprensión a la preocupación de la población del estado, por la seguridad de sus comunidades, que se cumple el despliegue de tropas para garantizar el precepto de seguridad para la entidad y para todo México.
En ese sentido, recordó que será hoy cuando el presidente de México como comandante supremo de las Fuerzas Armadas presidirá la ceremonia para la dispersión de la Guardia Nacional, desde las instalaciones del Campo Marte en Ciudad de México, hacia el país.
En entrevista, recalcó que las fuerzas armadas tienen muy claro que en Aguascalientes un sistema integral de seguridad, integrado por instituciones de los diferentes niveles de Gobierno y apegado a los principios de prevención, proximidad, participación y estrecha coordinación, arrojará buenos resultados.
Asimismo, el general Espadas Ceballos refirió que no debe haber preocupación por el alojamiento de los 450 elementos, ya que, en el Campo Militar, como en las instalaciones de la Policía Federal y otros sitios, hay espacio suficiente para ellos.
“Sin comodidades de hotel y quizá sin agua calientita, pero con agua, baño y todo lo necesario”; sí se cuenta con el lugar adecuado para que pernocten y cumplan a cabalidad la función que vienen a cumplir y que es trabajo de campo.
Desestimó las supuestas omisiones en el adiestramiento de los integrantes de la Guardia Nacional, publicadas en redes sociales, como también las quejas respecto a las condiciones en que trabajan y consideró que todo ello “es mala fe, llanto y nada más; quien se queja debe probar”.
Finalmente, subrayó que como Guardia Nacional deberá coordinarse con las demás policías, ya que se trata de una corporación más que debe sumar esfuerzos y nadie debe trabajar solo, porque de hacerlo se estaría desperdiciando el trabajo.