Francisco Morales 
Agencia Reforma

CDMX.- Ante el desaire y la petición de sustitución del Presidente Andrés Manuel López Obrador y la oleada de críticas contra su designación en redes sociales, la escritora Brenda Lozano afirma que no renunciará a la Agregaduría de Cultura en España y refrenda sus principios.

“Aparte de los insultos, muchos afirman que mis posiciones críticas, el despido y la renuncia que ha ocurrido en la Secretaría de Relaciones Exteriores debieran llevarme a presentar mi renuncia. Pienso lo contrario”, escribió en un texto publicado en el diario El País.

Con ello, Lozano se refiere al despido del escritor Jorge F. Hernández y la renuncia del director ejecutivo de Diplomacia Cultural de la SRE, Enrique Márquez, en una crisis institucional que, a decir suyo, la han dejado “en medio de una guerra política y luchas de poder que, en el fondo, poco tienen que ver conmigo”.

Ante ataques que califica de violentos y misóginos, e incluso amenazas a su integridad, la autora reafirmó las razones que le hicieron aceptar el cargo.

“Si aceptar representar la cultura de mi país en la Embajada de México en España, como parte de una comunidad cultural y como parte de una nueva generación que defendemos la libertad de expresión, los feminismos, los grupos vulnerables y una postura no patriarcal y antirracista, ocasionó esta polémica no es mi función favorecer la idea de que la cultura mexicana debe requerir una afiliación ideológica”, apuntó.

“En cambio, sí podría participar en una política cultural abierta que represente la diversidad de la producción y por esta razón acepté el cargo que me extendieron en la Secretaría de Relaciones Exteriores”.

Esta mañana, el Presidente López Obrador pidió al Canciller Marcelo Ebrard sustituir a Lozano con una poeta indígena del Istmo de Tehuantepec o del centro de México, pero la SRE no se ha pronunciado al respecto.

En su artículo, Lozano rechazó las declaraciones del Mandatario que la ubican dentro de un grupo de poder cultural de corte neoliberal y conservador.

“No soy ‘conservadora’, ni tengo que ver con los grupos presididos por hombres ya mayores, de hecho, yo no había nacido cuando estos grupos intelectuales se formaron y tuvieron vigencia”, escribió.

Asimismo, Lozano, quien ha sido acusada por su postura crítica ante el Gobierno y sus comentarios humorísticos en redes sociales, reveló que ha votado en las últimas tres elecciones por López Obrador y que cree en la transformación desde el interior del Gobierno.

“Como otras feministas dentro del Gobierno, pienso que hay una oportunidad para esta transformación de la narrativa desde adentro. Precisamente porque hay una diversidad de posiciones y políticas, pienso que sería posible contribuir a reencauzarlas con los principios que defiendo. Con esto estoy comprometida tanto en mi vida personal como en mi trabajo”, expuso.