Por poco y una familia vecina del municipio de Rincón de Romos cae en el engaño ya que estuvieron a punto de depositar casi 8 mil pesos en efectivo, al sufrir una extorsión telefónica.
Afortunadamente el ilícito no logró concretarse, ante la oportuna intervención de empleados de una tienda de conveniencia y elementos del Mando Único de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado.
Los hechos se registraron ayer a las 13:20 horas, cuando un hombre de 52 años de edad y una mujer de 53 años, arribaron a una tienda de conveniencia ubicada en la cabecera municipal de Rincón de Romos y le indicaron a la empleada que iban a realizar un depósito de 7 mil 846 pesos.
Sin embargo, la empleada se percató que la pareja estaba sumamente nerviosa, por lo que les preguntó si algo pasaba y le respondieron que no, al tiempo que le pedían que apresurara el depósito ya que era un asunto de vida o muerte, pero sin revelar el motivo.
Al presumir que se trataba de una extorsión telefónica, la empleada reportó lo que estaba ocurriendo a los servicios de emergencia y momentos después llegaron elementos del Mando Único de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, quienes al escuchar la versión de la pareja confirmaron que se trataba de un engaño, por lo que les pidieron que no depositaran ningún dinero y tampoco respondieran a llamadas recibidas de números telefónicos desconocidos.