Después de los hechos violentos registrados la noche del domingo y la madrugada del lunes, se puso en marcha un operativo especial con el cual se pretende reforzar la vigilancia y seguridad de los habitantes de la ciudad de Aguascalientes.
En este dispositivo participaron agentes de la Guardia Nacional, policías estatales y policías preventivos de Aguascalientes, quienes divididos en varias células y en convoy, comenzaron a patrullar las calles de algunas de las colonias y fraccionamientos más conflictivos de la ciudad, así como en el área rural.
Como parte del operativo que tuvo como finalidad la prevención de delitos y reforzar la seguridad de los ciudadanos, se hicieron recorridos en los fraccionamientos Villas de Nuestra Señora de la Asunción, Villa Montaña, Villas del Río, Villas de Notre Dame, colonia Progreso, colonia Cumbres, fraccionamiento Rodolfo Landeros, fraccionamiento Ojocaliente I, Ojocaliente II y Ojocaliente III; así como el fraccionamiento Morelos I y Morelos II, entre otras más.
De igual forma, tanto policías preventivos de Aguascalientes como personal de la Guardia Nacional y policías estatales colocaron retenes en algunas de las principales avenidas del oriente y sur de la ciudad, en los cuales se realizaron revisiones de rutina tanto a automovilistas como a motociclistas.
Durante el desarrollo del operativo que fue encabezado por el comisario Porfirio Javier Sánchez Mendoza, secretario de Seguridad Pública del Estado, se privilegió el contacto con la población a fin de atender sus inquietudes y reportes ciudadanos.

¡Participa con tu opinión!