Los policías estatales y con apoyo de policías preventivos de los municipios de San José de Gracia, Calvillo, Jesús María, Cosío, Rincón de Romos, Pabellón de Arteaga, Tepezalá, Asientos, San Francisco de los Romo y El Llano, llevaron a cabo un operativo especial desde el pasado jueves y que concluyó el domingo por la tarde, a fin de desalojar a paseantes que acudieron a presas, bordos y zonas que tradicionalmente son visitadas en Semana Santa para divertirse.
Lo anterior, tuvo como finalidad el reducir las posibilidades de contagio del COVID-19 entre la población.
De igual forma, se colocaron puntos de vigilancia en las carreteras y terracerías donde fueron interceptados varios automóviles y se les pidió a los conductores y acompañantes que retornaran a sus hogares. Este operativo resultó con saldo blanco.