Rubén Torres Cruz

La Universidad Autónoma de Aguascalientes enfrenta una deuda millonaria por concepto de un crédito fiscal, que mantiene ante el Instituto Mexicano del Seguro Social, correspondiente al año 2015.

Para evitar que las cuentas bancarias de la institución sean embargadas, la rectoría solicitó al Consejo Universitario que avale la desincorporación de un predio superior a las 100 hectáreas, mientras se resuelve el juicio de nulidad promovido.

Lo anterior surge como resultado de una auditoría realizada a la UAA en el 2018, referente al ejercicio fiscal 2015 y en la cual se encontraron una serie de diferencias y observaciones, fincando finalmente en enero de 2020 un crédito fiscal por la cantidad de 23 millones 478 mil 434 pesos. A pesar de que la UAA en ejercicio de su garantía constitucional de legalidad y debido proceso estableció una serie de defensas legales, presentó el recurso de inconformidad ante el Consejo Consultivo del IMSS.

Por la pandemia y otras circunstancias incidentales, se notificó durante el pasado mes de julio. A pesar de ello, el Consejo Consultivo del Seguro Social declaró infundado el recurso de inconformidad presentado por la UAA, ratificando el crédito fiscal demandado.

Por lo anterior, el equipo jurídico de la Universidad presentó ante la Sala Regional del Centro I, del Tribunal Federal de Justicia Administrativa el Juicio de Nulidad.

Cabe mencionar que de acuerdo con la legislación federal actual, la presentación del Juicio de Nulidad implica en este caso para la UAA que otorgue al IMSS una garantía de crédito fiscal determinado, incluyendo una proyección de actualizaciones, multas y recargos, en una proporción prácticamente de 3 a 1 del crédito inicial establecido; de la misma manera, se establece que con efectos de garantizar el crédito fiscal, materia del recurso de nulidad promovido, la legislación establece que el IMSS tiene la facultad de embargar prioritariamente las cuentas bancarias de la Institución, lo que implicaría complejas y graves repercusiones para la operatividad de la universidad.

BIENES A LA VENTA

Por lo anterior, la Rectoría ha solicitado al Consejo Universitario que someta a consideración la desincorporación del patrimonio universitario el bien inmueble “Potrero de las Manzanillas” conocido también como “Mesa de las Palmas”.

El predio aledaño al Centro de Ciencias Agropecuarias se encuentra en el municipio de Jesús María, el cual concentra una extensión de 106 hectáreas, 88 áreas y 4 centiáreas. Dicho inmueble que integra parte del patrimonio universitario, actualmente no está destinado directamente a ninguna de las funciones sustantivas de la Máxima Casa de Estudios, por lo cual es viable la desincorporación del mismo, mientras se resuelve el conflicto legal ante el IMSS.