El Centro de Integración Juvenil en Aguascalientes trabaja en su propio proyecto para la creación de una “Unidad de Internamiento CIJ” que requiere una inversión de 30 a 40 millones de pesos, a fin de atender a todas esas personas que desean superar alguna adicción a sustancias psicoactivas, anunció su director Mario García Martínez.
Asimismo, se necesita de la colaboración, apoyo y respaldo de los tres niveles de Gobierno y de la sociedad civil para generar esta infraestructura que vendría en apoyo del centro de atención para la rehabilitación de las adicciones (CAPRA) en el Hospital de Psiquiatría y de los centros de rehabilitación privados.
Indicó que esas instituciones aplican modelos diferentes de tratamientos y cuidados a los pacientes, uno de ellos es médico, psiquiátrico y psicológico y el otro se sustenta en la recuperación de ayuda mutua.
Indicó que la unidad de internamiento del CIJ propone un modelo de atención operativo altamente especializado, basado en la comunidad terapéutica, así como médico-psiquiátrico.
Mario García Martínez explicó que en los primeros diez días de tratamiento, un paciente siempre luchará por salir de las unidades de internamiento o de los centros de rehabilitación, porque es el tiempo en que sucede la desintoxicación de las sustancias psicoactivas, es un momento en que se siente destrozado emocionalmente.
Ahí precisamente debe intervenir el personal médico, los terapeutas, los especialistas, los padrinos, para motivarlos, apoyarlos y convencerlos a permanecer sin ningún tipo de maltrato o agresión, y si el paciente lo acepta es muy seguro que pueda terminar el tratamiento adecuado de 90 días.