GUADALAJARA, Jalisco.- Vicente Fernández ingresó al hospital el fin de semana para ser operado de emergencia tras una caída que sufrió en su finca, Los Tres Potrillos.
De acuerdo con su hijo mayor, Vicente Jr., “El Charro de Huentitán” se lastimó las cervicales, por lo que tuvo que ser intervenido de inmediato.
El accidente ocurrió el viernes, al resbalar mientras caminaba en su recámara.
“Fue un accidente ahí en el rancho, en su cuarto, tuvo una lesión que se la corrigieron y ya ahorita está respondiendo bien, fue de una servicial”, platicó Chentillo anoche a su llegada al nosocomio para visitar a su padre, quien fue trasladado en ambulancia desde su finca.
Agregó que fue su mamá, Cuquita Abarca, quien le avisó del accidente, y agregó que aunque el icono mexicano está respondiendo bien tras la cirugía y con los medicamentos, la familia sigue digiriendo el impacto que les causó la noticia.
“Estamos asustados porque no fue para menos, así son los accidentes, pero tenemos fe en que todo va a salir bien, todo va caminando bien. (Mis hermanos y yo) estamos comunicados todo el tiempo. Todos estamos viniendo a visitarlo a la hora que nos permiten”, mencionó.
Por protocolos de sanidad, las visitas a los pacientes del hospital son rápidas, y así fue la estancia de Chentillo, quien no tardó más de 15 minutos en salir y, aunque no pudo hablar con su papá porque estaba sedado, compartió que se encuentra estable.
“No pude hablar con él porque está sedado, está dormido, pero en cuanto los doctores tengan los resultados que esperan nos lo van a dejar llevarlo al rancho”, indicó.
Una vez que sea dado de alta, aseguró Chentillo, “El Charro de Huentitán” tendrá que someterse a terapias de rehabilitación física. (Lorena Jiménez/Agencia Reforma)