La variante Ómicron de COVID-19 podría llegar a colapsar el sistema de salud en Aguascalientes, en caso de que la población no atienda las medidas universales de sana distancia, uso correcto del cubrebocas y el lavado constante de manos, dado que es más contagiosa que el propio sarampión, alertó el médico infectólogo Francisco Márquez Díaz.

El especialista indicó que luego de que se confirmó la presencia de la primera paciente con la variante Ómicron en Aguascalientes, afirmó que basado en lo ocurrido en otros países con este tipo de virus, se pueden infectar uno de cada 10 habitantes, esto es el 10% de la población, por lo que si en Aguascalientes somos cerca de 1 millón 400 mil habitantes, posiblemente se infectarán 140 mil personas y de esta cifra, se calcula que aproximadamente el 1% podría requerir hospitalización.

Por ello se necesitarían 1,400 camas de terapia intensiva para atender a los enfermos en un período de semanas, mientras que en Aguascalientes se tienen sólo 60 camas de este tipo, por lo que no hay la capacidad para atender a enfermos graves de forma masiva, lo cual pudiera llegar a ser necesario.

Afirmó que, si bien ya hay bastante población vacunada, aún hay un sector de personas que no se quiere vacunar y son los que ahora se tienen graves en los hospitales, por lo que con esta nueva variante, las personas con defensas bajas como pacientes con cáncer, con lupus, los trasplantados de órganos, los de VIH, los enfermos renales o diabéticos mal controlados nuevamente van a ser los que puedan enfermar y llegar a los hospitales.

Destacó que los síntomas que presenta la variante Ómicron son: mucha congestión nasal, duele mucho la garganta y fiebre, dado que dicho virus tiene una preferencia por las células del aparato respiratorio superior, lo cual se replica rápidamente en una familia con varios enfermos generalmente, además de que no desaparece la posibilidad que haya una afección pulmonar en las personas vulnerables, los no vacunados y con defensas bajas.

Por lo anterior hizo un atento llamado a la población a confinarse en la medida de lo posible, a evitar acudir a bodas, bautizos, cumpleaños, funerales, reuniones y fiestas masivas en las siguientes 2 a 3 semanas, dado que Ómicron tiene un pico de ascenso muy rápido en muy poco tiempo, en un par de semanas y también baja muy rápido, “entonces si nosotros disminuimos la propagación ojalá podamos disminuir el impacto sobre la salud de la población de Aguascalientes”.

¡Participa con tu opinión!