Para la segunda mitad de marzo o a más tardar a principios de abril pudiera bajar la oleada de Ómicron en México y en Aguascalientes, siempre y cuando la población en general colabore en mantener las medidas de cuidado universal y evitar que se saturen los hospitales y siga en aumento la mortalidad, destacó el médico infectólogo, Francisco Márquez Díaz.

El también integrante del Colegio de Médicos Cirujanos comentó que actualmente Ómicron tiene un pico de ascenso acelerado que es de las primeras 2 a 3 semanas, a partir de la segunda semana de enero en que se ha estado viviendo esto, por lo que todo el mes de enero se considera el pico de ascenso y posiblemente todavía la primera semana de febrero y posteriormente cuatro semanas más para que venga el descenso y luego entrar en una meseta en cuanto a la oleada de Ómicron. “Es decir la meseta podría estar empezando en la segunda mitad de marzo o abril que pudiera bajar, siempre y cuando nos mantengamos con todas las medidas de precaución”.

Resaltó que es importante que toda la población en general colabore para que realmente baje esto, ya que de lo contrario, el resultado no deseado se va a transformar en camas saturadas y en una mortalidad que se ha incrementado recientemente en Aguascalientes.

Asimismo, indicó que debido a la facilidad de propagación de Ómicron se tiene la posibilidad de generar inmunidad de rebaño no sólo local, sino mundial, por lo que los científicos internacionales consideran que a mediados de marzo de este año aproximadamente el 50% de la población mundial ya se habrá infectado por dicha variante y posteriormente se pudiera entrar en una etapa endémica “y el COVID-19 fuera una enfermedad como la influenza, el VIH y la tuberculosis que siguen latentes, no han terminado pero que ya no afectan de manera masiva. Esa es la expectativa que Ómicron nos da, en una potencial inmunidad de rebaño globalizada”.

Finalmente, dijo que al estar Aguascalientes actualmente en semáforo rojo, es importante reducir la movilidad en cuanto a las actividades no esenciales y evitar bodas, bautizos, cumpleaños y demás celebraciones, dado que no es el momento idóneo y éstas se pueden postergar.

¡Participa con tu opinión!