El susto de su vida se llevó un menor de apenas 12 años de edad, luego de que, al salir de su domicilio para hacer un encargo familiar, olvidara el regreso a casa. Fue un trabajador del volante el que solicitó la intervención de las autoridades, quienes, finalmente, pudieron contactar a su abuela, a quien le fue entregado el menor.
Lo anterior se registró cuando elementos del Destacamento Pocitos, al realizar sus labores de vigilancia sobre la Avenida Convención de 1914, en su cruce con la calle Carlos Sagredo, en la colonia Altavista, fueron interceptados por el conductor de un auto de alquiler, quien refirió que traía a un menor que lo había abordado frente a la clínica 1 del IMSS y el que, sin embargo, desconocía su domicilio. De esa manera, los preventivos lo trasladaron al área de Trabajo Social en la Dirección de Justicia Municipal, en donde se dieron a la tarea de localizar a sus familiares.
Finalmente, luego de poder hacer contacto con la abuela del menor, los uniformados de la Policía Municipal, con apoyo de la Dirección de Justicia, procedieron a abordar al niño a la unidad policial y trasladarlo a su domicilio ubicado en la calle San Marcos de la colonia San Marcos, en donde fue entregado a la señora María Teresa, de 62 años de edad, abuela del menor.