Desde la llegada de la pandemia a nuestro país, los españoles hemos tenido que acostumbrarnos a un estilo de vida mucho más limitado y monótono que nos ha obligado a permanecer la mayor parte de nuestro día a día encerrados en casa, sin oportunidad alguna de disfrutar de actividades sociales como las que solíamos llevar a cabo hace unos años. Es debido a esto que, con la finalidad de mantener nuestros niveles de actividad física, muchos de nosotros hemos comenzado a planificar rutinas de ejercicio en casa que nos ayuden a perder esos kilitos de más.

En este artículo procederemos a contarte algunos de los mejores ejercicios de mancuernas que puedes hacer para alcanzar esta meta. Recuerda que, a la hora de afrontar estos ejercicios, deberás disponer de equipamiento de calidad que asegure tu rendimiento y comodidad durante su ejecución. Por suerte, Ayara es una tienda deportiva online de la que puedes obtener todo lo que necesitas y mucho más por un precio muy reducido.

Consigue el cuerpo ideal con estos 6 ejercicios de mancuernas

Si queremos lucir un físico espléndido para nuestro próximo reencuentro con amigos, familiares u otros seres queridos, deberemos trabajar duro recurriendo, para ello, a los ejercicios adecuados. En los siguientes apartados cubriremos, con todo detalle, los diferentes ejercicios con mancuernas que no deben faltar en tu rutina de ejercicio.

Prensa de pecho en banco (15 repeticiones)

Sin duda uno de los clásicos por los que suelen decantarse aquellos que cuentan con un set de pesas y mancuernas en casa. En primer lugar, deberemos recostar nuestra espalda sobre un banco para, después, sujetar 2 mancuernas a la altura del pecho, a los lados del cuerpo y con las palmas apuntándose entre ellas. El siguiente paso consistirá en elevar las mancuernas hacia arriba hasta que los codos estén cerca de trabarse, para después mantener la postura y bajarlas lentamente. Resulta fundamental que, durante este ejercicio, exhalemos al levantar las mancuernas e inhalemos cuando vayamos a bajarlas.

Sentadilla cosaca (10 repeticiones por lado)

Para realizar este ejercicio debemos colocarnos de pie y, posicionando las piernas muy abiertas, sostendremos una mancuerna con ambas manos a la altura de nuestro pecho. A continuación, cargaremos todo nuestro peso sobre la pierna izquierda, flexionaremos la rodilla y bajaremos nuestro cuerpo hasta que la pierna quede totalmente doblada y, la otra, totalmente estirada. Finalmente, empujaremos con la pierna izquierda para poder levantarnos, repitiendo después este proceso con el otro lado.

En primer lugar nos colocaremos boca abajo, como si fuéramos a hacer flexiones, pero apoyando las pesas en el suelo. Una vez hecho esto, continuaremos el ejercicio flexionando un brazo y levantando, de esta manera, la mancuerna sujetada, para después devolverla a su posición original. Después repetiremos con el otro brazo, y así hasta completar el número de repeticiones. Cabe destacar que, durante todo este ejercicio, resultará imprescindible mantener firmes los abdominales.

Sentadilla búlgara (15 repeticiones)

Otra variación de las sentadillas que incorporan las mancuernas y que también pondrán a prueba nuestro físico. Extendiendo nuestros brazos a los lados como si fuéramos un pájaro, sujetando una mancuerna en cada mano y, colocando un pie en el banco, deberemos hacer sentadillas hasta que nuestra rodilla acabe por tocar el suelo. Si deseas añadirle más dificultad a este ejercicio, puedes probar a subir y bajar las mancuernas al mismo tiempo que subes y bajas el cuerpo.

Peso muerto rumano (10 repeticiones)

Para hacer peso muerto rumano debemos colocarnos de pie, en posición erguida y sujetando, en cada mano, una mancuerna. A continuación haremos una pequeña flexión de las rodillas, desplazando la cadera hacia atrás y bajando poco a poco las pesas, asegurándonos en todo momento de que nuestra columna permanece lo más recta posible. Detén el movimiento una vez notes sensación de estiramiento en los isquiotibiales y, finalmente, procura incorporarte de nuevo, sin curvar la espalda, hasta alcanzar la posición inicial.

Sentadilla front rack (15 repeticiones)

La última variación de las sentadillas que cubriremos en este artículo. Posicionándonos primero de pie y sosteniendo una mancuerna en cada mano, deberemos hacer clean para subir las pesas hasta los hombros rápidamente, haciendo toda la fuerza que haga falta. Tras esto, deberás respirar hondo y hacer una sentadilla. Una vez notes que el pliegue de tus caderas queda más bajo que tus propias rodillas, detente y reincorpórate de nuevo.

¿Por qué hacer ejercicios con mancuernas?

Es posible que te estés preguntando cuál es la necesidad de emplear mancuernas en nuestros ejercicios. Al fin y al cabo, existen una amplia variedad de ejercicios muy populares y que no nos obligan a gastar dinero en equipamiento especializado. Con eso bastará, ¿no?

Pues no. Si bien estos ejercicios nos ayudarán a mejorar nuestro físico, el uso de mancuernas resulta fundamental para ejercitar los grandes grupos musculares y los músculos estabilizadores. A través de los ejercicios con mancuernas conseguimos que los músculos complementarios crezcan simultáneamente en fuerza y evitan que el resto de grupos musculares crezcan de forma independiente, lo que te permitirá lucir un cuerpo de ensueño y bien trabajado.

Consejos a tener en cuenta antes de elegir unas mancuernas

Tal y como habrás deducido, hay que tener cuidado a la hora de elegir unas mancuernas que nos vayan a acompañar durante este intenso viaje en busca del físico perfecto. Deberemos tener en cuenta una serie de aspectos fundamentales, entre los que encontramos:

  • El peso: por supuesto, no será lo mismo el peso que puede soportar alguien que acaba de empezar a hacer ejercicio con el que aguanta una persona que acude al gimnasio cno frecuencia. En cualquiera de los dos casos, es importante tomárselo con calma e ir a por el peso que mejor se adapte a lo que necesitamos.
  • Peso fijo o variable: las mancuernas de peso fijo, tal y como su nombre indican, no nos dejarán modificar su peso. Sin embargo, las variables si que nos lo permitirán. Bajo esta situación, resultará fundamental comparar los «pros» y «contras» que nos ofrecen para poder tomar una decisión.
  • Calidad de los materiales: la calidad de nuestras mancuernas se verá directamente influenciada por el tipo de materiales con el que estén fabricadas. Al fin y al cabo, no es lo mismo unas mancuernas hechas de metal que otras hechas de plástico. Considera tus opciones y elige la que mejor se adapte a tus necesidades.

¡Participa con tu opinión!