Sigue el avance silencioso de los casos de Alzheimer a pesar del COVID-19 y a la fecha se estima que pudieran existir alrededor de 11 mil 500 en el estado, señaló la presidenta de la Fundación Familiares de Alzheimer Aguascalientes, Bertha Dora Quezada Sánchez.
Comentó que a dicha asociación le preocupa esta situación, sobre todo ante las dificultades que hay en la actualidad en los hospitales para la atención de las demencias y otro tipo de enfermedades, luego de que todos los esfuerzos están enfocados actualmente hacia los pacientes con COVID-19. Explicó que se está complicando el diagnóstico de nuevos casos y que se ha tenido que recurrir a la valoración a distancia.
En cuanto al abasto de medicinas, consideró que sí han estado batallando también, sobre todo luego de que el IMSS no tiene el medicamento que normalmente se les da a los pacientes para frenar un poco la enfermedad. Por el contrario, el que sí tiene es el ISSSTE.
Adicional a lo anterior, reconoció que la pandemia también ha traído afectaciones tanto a familiares como a pacientes con Alzheimer a consecuencia del confinamiento, lo que conlleva a situaciones más difíciles en lo interno de las familias. “No se quejan, pero reconocemos que deben estar pasando por situaciones críticas”.
Ante esta situación, dijo que la Asociación apoya en la atención a distancia y de manera virtual, a través de pláticas en el área de Psicología y Neuropsicología, así como en la consulta en lo que es el área de Geriatría.