Charlene Domínguez 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Si iniciaste tu vida laboral o estás a punto de hacerlo, ten cuidado con los “pagos por fuera” que puede llegar a ofrecerte un empleador, porque dañarán tu pensión a largo plazo.

Frecuentemente, el patrón busca negociar con los trabajadores esquemas de pago que le permitan no registrar los salarios reales a la seguridad social y dar el resto por fuera.

Esta práctica dañará a corto y largo plazo el nivel de pensión que podrías recibir en un futuro, por lo que debes asegurarte que tu patrón aporte a la seguridad social conforme a tu salario real, recomendó Gerardo Chavarría, gerente de Metodología en SURA México.

“En ocasiones hay un acuerdo entre el empleado y el empleador para que ante la seguridad social cotice con un salario muy bajo y el demás salario se pague por fuera.

“Lo que no tiene presente en este caso el trabajador es que esa negociación le está afectando a corto plazo y a largo plazo”, dijo en la charla “Hablemos de pensiones”, en el séptimo día de la Semana Nacional de Educación Financiera de la Condusef.

La afectación a corto plazo es porque si en algún momento se presenta una eventualidad de accidente o enfermedad derivada o no del trabajo por el cual deba tener acceso a una pensión, ésta se va a calcular conforme al salario que se tiene registrado en el IMSS.

A largo plazo, la afectación se presenta porque un salario menor al real significa menos dinero a la cuenta individual de Afore y por lo tanto, menos recursos al final de la etapa laboral o productiva, lo cual dará como consecuencia una pensión muy baja, advirtió.

Chavarría instó a los jóvenes y a la población en general a revisar periódicamente el estado de cuenta de su Afore, pues muchas veces ahí se detectan anomalías en las aportaciones.

“Para muchísima gente, el estado de cuenta es un documento más de correspondencia que llega, lo recibe, pero no lo revisa y aquí de verdad la recomendación es: cuando tengamos nuestro estado de cuenta Afore veamos nuestros datos generales, pero también veamos el salario y el tiempo con el cual nos está cotizando el patrón.

“Ahí es donde muchos trabajadores se dan cuenta que les están descontando más dinero y que la aportación que se está realizando es mucho menor”, advirtió.