En Aguascalientes, alrededor de 500 viviendas enfrentan problemas con el Infonavit, pero la mayoría de ellas todavía tienen dueño y existen alternativas para conservarlas, informó Claudio David Lozano Jáuregui, encargado de la delegación del Infonavit en el estado. Un relevamiento realizado en el municipio de Jesús María identificó 251 viviendas en condiciones problemáticas, de las cuales más de 160 estaban al día con sus pagos y solo 19 tenían atrasos, lo que demuestra que no se tomarán acciones contra las propiedades de dueños cumplidores.
Las viviendas en riesgo de adjudicación se concentran principalmente en el municipio de Aguascalientes y en menor medida en San Francisco de los Romos y Jesús María. Lozano Jáuregui aseguró que todas las viviendas tienen propietario y no están escrituradas a nombre del Infonavit. Además, algunas propiedades recuperadas de administraciones previas que están finalizando sus procesos judiciales pronto estarán disponibles.
El Infonavit ha dialogado con los gobiernos del estado y municipales para que puedan adquirir estas viviendas y, mediante el programa Aliados por la Vivienda, trabajar en la regeneración de estas zonas ofreciendo descuentos. Lozano Jáuregui enfatizó que el principal objetivo del Infonavit es garantizar que los trabajadores mantengan sus viviendas, a través de un esquema de cobranza social que ha tenido éxito, reflejado en la alta disposición de los trabajadores para mantener al día sus pagos.