Claudia Guerrero y Antonio Baranda
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador envió ayer a la Cámara de Diputados una reforma constitucional con la que pretende sustituir al INE por un nuevo órgano, que tendrá más responsabilidades en la organización de comicios locales, pero menos consejeros y hasta restricciones para utilizar tiempos en radio y televisión.
La iniciativa, que pretende modificar 17 artículos de la Carta Magna, establece que el INE llevará como nombre Instituto Nacional de Elecciones y Consultas.
El Presidente explicó que el nuevo órgano seguirá siendo autónomo, no dependerá de ningún poder.
«Sin depender de nadie, que sea como un verdadero cuarto poder. Se quiere honrada, gente honesta, incorruptible, que sea capaz de decirle a un superior ‘no'», expresó.
Cuestionado sobre si con la eliminación de las plurinominales no se perdería el equilibrio democrático en el Congreso, el Mandatario lo descartó.
«Es la aplicación plena de la democracia, van a ser los ciudadanos los que van a elegir libremente a sus representantes», respondió.
Sobre el riesgo de que la reforma busque el control absoluto de un partido, como sucedía en los tiempos de la aplanadora priista, el Mandatario negó de que vaya a imponer un partido único.
«Lo que queremos es que haya una autentica, una verdadera democracia en el país y que se termine con los fraudes electorales, que sea el pueblo el que elija libremente a sus representantes, ese es el propósito de esta reforma democrática», agregó.
Horacio Duarte, administrador general de Aduanas, designado por el Presidente para diseñar la reforma, consideró que los cambios son necesarios, debido a que el INE se ha comportado como un contendiente más en las elecciones.
«Queremos que la autoridad electoral se circunscriba a su función, que es garantizar que haya casillas, que se cuenten bien los votos y que los ciudadanos vayamos a votar con libertad, sin ninguna de las trampas a las que nos hemos enfrentado», aseveró
Tras advertir que el corazón de la reforma es «el abaratamiento» de la democracia, el funcionario explicó que se pretende eliminar 200 diputados federales y 32 senadores plurinominales.
El recorte también aplicará a los congresos locales y los ayuntamientos.
Según el funcionario, los cambios en los órganos electorales, partidos, congresos y ayuntamientos, podrían genera ahorros por 24 mil millones de pesos.

¡Participa con tu opinión!