Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- A cambio de un moche… ¡del 60 por ciento!, «coyotes» que presumen tener «palancas» en la Secretaría de Gobernación (Segob) ofrecen tramitar el pago de un terreno del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) a los particulares afectados.
Se trata de 112 hectáreas contempladas para ser parte del AIFA y que la Sedatu declaró como terrenos nacionales, pese a que escrituras confirman que pertenecen a un particular, de nombre Raúl Romero Zenizo, quien si bien ya murió tiene familia que pelea la indemnización respectiva.
La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) reconoció mediante oficios enviados a la Sedatu en mayo y junio de 2019, que los terrenos eran del particular y que tenía los recursos para pagar. Pero Sedatu se negó a continuar con ese trámite.
Ahora, por fuera, «coyotes» que se presentan como parte del despacho fiscal Trafalgar, dijeron tener un aval de alto nivel para que ese terreno sea pagado a la brevedad, incluso, mediante mesas de negociación que pueden realizarse en la sede de Gobernación.
«Vamos a ver que se les pague lo más que se pueda (por el terreno), de acuerdo al último precio pagado y algún excedente que yo pueda negociar en el Indaabin y demás, eso podemos platicarlo y hacerlos partícipes también a ustedes y obviamente nosotros quedarnos con esa parte. No se afecta ni el 60 por ciento de ellos (funcionarios) ni el 40 por ciento para los quejosos», dijo uno de los gestores identificado como Mario Zapata.
Un metro cuadrado oscila en los mil 200 pesos, por lo que se exige a Sedatu de unos mil 400 millones de pesos.