Diana Gante
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Manuel Bartlett, director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), dijo que las grandes empresas consumidoras de energía, como Walmart, Femsa-Oxxo, Telcel y Chedraui, estarán obligadas a comprar la energía «legal» que venderá la empresa estatal en caso de que sea aprobada la reforma eléctrica propuesta por el Ejecutivo.
En conferencia de prensa para presentar los alcances de la reforma enviada al Congreso por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, Bartlett aseguró que el esquema de autoabasto -mediante el cual privados generan electricidad y la suministran a sus socios consumidores- desaparecerá por ser «ilegal», por lo que los grandes consumidores tendrán que comprar la energía «honesta» de la CFE.
«(En) los (esquemas) de autoabasto están todos los grandes consumidores y no pagan lo que tienen que pagar, pero eso se tiene que desbaratar. Ese contrato que firman es mentira, es ilegal, leonino, contrario a nosotros, no pueden subsistir esas sociedades de autoconsumo que son monopolios privados ilegales, tienen que participar en el sistema que se va a crear.
«Da coraje ver todos estos disque socios porque tenemos todos los datos de cada una de estas sociedades que no pagan, por eso se elimina la figura de autoabasto; es decir, tienen que comprar en un mercado honesto y habrá electricidad para todos, pero no en un régimen oligárquico, cínico como éste», expresó.
Bartlett también aseveró que las sociedades de autoabasto -que se interconectan a la red de transmisión de la CFE- ocasionan inestabilidad y pérdida de confiabilidad en el sistema, además de no cubrir el costo real del transporte de electricidad.
«Este es otro tema donde se demuestra que el sistema impuesto es un robo, un atraco. Vienen y se apoderan de las redes, no invierten nada, se suben con estas ventajas en contra de la CFE, una tras otra», reprochó.
El directivo también aseveró que de aprobarse la reforma, el Estado mexicano no indemnizará a las empresas a las que les cancelen contratos por ser una decisión constitucional.
«Se van a cancelar (los contratos) y no (se va a indemnizar); ya se acabaron. No hay aquí indemnizaciones porque es una decisión de la Constitución de México.
«Entonces, eso de que los vamos a indemnizar, no. En la expropiación petrolera así fue, se pasaron años discutiendo las petroleras aquí en México, vinieron los problemas de no poder reglamentar el artículo 27 constitucional, se pasó años con la presión de que no podía ser retroactiva. Sí es retroactiva, la Constitución tiene la facultad para reformar todo y no creo yo que deba de haber una disputa de este tipo», señaló.
No obstante, dijo que la empresas generadoras de energía podrán continuar en el mercado, sólo que vendiendo su energía a la CFE y no directamente a los privados, por lo que tienen la opción de participar, pero bajo las nuevas reglas que imponga la eléctrica estatal y con una participación no mayor al 46 por ciento.
«La CFE acepta la inversión privada con el 46 por ciento. Hay una inversión privada que no se va a expropiar, se va a respetar en un nuevo modelo. Lo que se va ver es cuánto se invirtió aquí, no la figura (bajo la que se hizo). Vamos a establecer una especie de competencia, que tanto les gusta, entonces les vamos a comprar la energía nosotros en un mercado con los mejores precios.
«Les estamos invitando a que participen. Ellos quieren participar, ellos dicen que quieren mucho a México, que se quieren quedar aquí, muy bien, pero bajo las reglas del Estado», expuso Bartlett.

¡Participa con tu opinión!