Natalia Vitela
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Al celebrar el Día del Maestro, la titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Delfina Gómez, anunció ayer que los maestros que ganan menos de 20 mil pesos tendrán un aumento salarial del 7.5 por ciento.
Ante el Presidente Andrés Manuel López Obrador y la Jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum, indicó que el aumento es producto de un proceso de austeridad y de ahorro por parte del Gobierno federal.
La Administración federal destinará 25 millones de pesos para el fortalecimiento del salario a maestras y maestros, agregó.
«Prevé un aumento escalonario del 3 por ciento, 2 por ciento y 1 por ciento para salarios menores a 20 mil pesos, beneficiando con el mayor porcentaje a quien menos perciben. En promedio, los trabajadores que ganan menos de 20 mil pesos observarán un incremento del 7.5 por ciento», afirmó en su discurso en la sede de la SEP.
«En promedio, los trabajadores con ingresos menores a 20 mil pesos mensuales observarán un incremento del 7.5 por ciento, aproximadamente».
Alfonso Cepeda Salas, secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), reconoció al Presidente Andrés Manuel López Obrador por «desafiar lo que parecía imposible para un Gobierno: primero los pobres».
Agradeció la certeza laboral a los trabajadores de la educación, pues se han otorgado 656 mil 571 basificaciones.
También valoró las respuestas salariales, a pesar de la crisis sanitaria y económica, superiores a la inflación, y la disposición para revisar y mejorar integralmente al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste).
«Su decisión de reformar el sistema de pensiones, que permita elevar la calidad de vida de los jubilados. Tenemos presente cuando nos expresó que era justo revisar al Issste con los criterios de la reforma del Instituto Mexicano del Seguro Social», aseveró.
El Presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró en su discurso el plan de revisar los contenidos de libros de texto gratuitos, ya que «no queremos inventores de bombas, sino creadores de fraternidad».
«Queremos maestros que enseñen a alumnos que van a ser buenos ciudadanos, que van a ser fraternos, que van a practicar el amor al prójimo, porque lo que buscamos en la Cuarta Transformación es una sociedad mejor, una sociedad más justa, más humana, más fraterna, por eso los cambios en los contenidos educativos», indicó.
López Obrador aseguró que mejorar la calidad educativa implica la revisión, como se está haciendo, de todos los contenidos educativos.
«Hay que poner en correspondencia a los nuevos tiempos los contenidos de los libros de texto», consideró.
«Ya no estamos en el periodo, no queremos ya estar en ese periodo llamado neoliberal o neoporfirista, ahora queremos una formación orientada al humanismo. Que nada humano nos sea extraño; que, en todos los libros, aunque se trata de ciencias naturales, haya un tronco común dedicado al humanismo, a las ciencias sociales».

¡Participa con tu opinión!