Claudia Guerrero 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador ofreció a los Gobernadores tres alternativas para revisar e incrementar los recursos de las entidades federativas.

El Mandatario explicó que, el pasado miércoles, durante la reunión de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), planteó como primera opción una revisión a la fórmula que se aplica para la distribución del gasto.

Sin embargo, advirtió que podría tener inconvenientes, ya que será difícil construir un consenso que deje satisfechos a todos los estados.

“Primero, se tendría que modificar la fórmula de distribución de las participaciones federales, esa fórmula se definió, de origen, desde los años 80, pero se fue modificando, la última modificación se hizo en el sexenio pasado. De todo lo que recauda la Federación, se entrega un porcentaje a los estados que se distribuye de acuerdo a población, crecimiento económico, pobreza,”, dijo,

“Lo que les plantee fue pónganse de acuerdo para la modificación de la fórmula, si se da más a los que tienen más carencias, más pobreza, a los que tienen más población o a los que tienen más crecimiento económico en sus estados, eso no es fácil de lograr porque nadie va a querer que le quiten. Si logran Gobernadores ese consenso, sobre el mismo monto de participaciones, yo no me pongo”.

El Mandatario federal explicó que la segunda alternativa es que la Federación recorte su gasto para destinar más dinero a los estados.

En este caso, adelantó que carece de viabilidad, ya que el Gobierno federal tiene compromisos irreductibles que debe de cumplir.

“Lo segundo es que la Federación les entregue más fondos a los estados, esa sería otra opción, pero resulta que la Federación no tiene recursos suficientes, hay cuatro grandes partidas del presupuesto nacional: el pago de intereses de la deuda, el pago de las pensiones de los trabajadores, lo que tiene que ver con las participaciones federales, que se transfiere a los estados, y lo que utiliza el Gobierno federal para atender las necesidades de la gente”, detalló.

“Si del presupuesto se destina más a los Gobiernos estatales, pues la Federación no tendría para financiar el desarrollo, para entregar las pensiones de adultos mayores”.

¿Esta opción está descartada?, se le preguntó.

“No veo que sea esa una alternativa, pero no descarto, se tiene que analizar y tiene que haber voluntad de diálogo y tiene que convencerse, no imponer nada.

“Claro, con la crisis sanitaria con la crisis y económica, pues se cayeron las finanzas, tanto de estados como de la Federación”, respondió.

El Presidente refirió que el tercer camino sería incrementar la colaboración presupuestal entre los distintos niveles de Gobierno para invertir de manera conjunta, aparejado de medidas de austeridad y combate a la corrupción.

“Y lo otro que les propuse es que, con los márgenes que se tienen, en el marco de la ley vigente se pueda procurar que haya un trabajo conjunto de coordinación y que se complemente inversión local, estatal, con inversión federal”, refirió.

“Que se haga más con menos, esto también implica no permitir la corrupción, austeridad”.

López Obrador dejó en claro que el Gobierno federal no contratará más deuda para solucionar el problema de falta de recursos en los estados.

“Lo más fácil hubiese sido llegar al acuerdo de que vamos a contratar más deuda, pero eso es hipotecar a los estados, es hipotecar el País, esa no es salida”, sentenció.

“Porque sí hay posibilidad de contratar más deuda, incluso están bajas las tasas de interés, pero a mediano plazo o a largo plazo crece el pago por servicio de la deuda, por intereses de la deuda y no hay presupuesto para la gente, el Gobierno se ensimisma y todo es para pagar al Gobierno y a la deuda y ya no le transferimos nada al pueblo”.