Los excedentes de leche producidos en la entidad están comercializándose a 10 pesos por litro como una forma de aliviar la situación de los lecheros, ante las importaciones de leche, señaló el vicepresidente del Consejo Estatal Agroalimentario, Carlos Alberto Gutiérrez de Luna.

 Indicó que, pese a que algunas empresas han comenzado a ampliar la recepción de leche como el caso de SIGMA en Jalisco con 300 mil litros, y que la empresa Alilacteos del Grupo Gilsa adquirió 500 mil litros durante las últimas dos semanas, aún no se logran colocar millones de litros.

 Destacó que se está promoviendo el consumo de la leche local en los sectores vulnerables con empaques UHT, que pueden conservarse sin refrigeración hasta por 90 días.

 Detalló que este tipo de empaque tecnológico permite que el producto se conserve fresco, y tiene un menor costo, por el tipo de envase, el cual se está colocando a través de la Secretaría de Desarrollo Social en el estado.

 “Es un envase de cinco capas en una bolsa, con menor costo que el tetrapak, pero es séptico y seguro, también estamos creando conciencia entre la gente sobre el beneficio de este tipo de presentación”, agregó.

 Expuso que esta estrategia es una oportunidad para lograr la venta de leche a bajo costo, que, aunque mantiene una pérdida entre los productores, permite que se siga manteniendo activo el sector.

 Informó que se han generado 27 puntos de venta en las casas del bien común, donde cualquier persona puede adquirir el producto, que ofrece un precio menor al que se comercializa el producto en las tiendas.

 Gutiérrez de Luna afirmó que de esta manera se ha logrado aminorar el impacto económico en el sector lechero, a la espera de que las condiciones del mercado puedan mejorar para los productores de leche.