Antonio Baranda
Agencia Reforma

SAN FRANCISCO DEL RINCÓN, Guanajuato. -El Gobierno panista de Guanajuato fomenta la «separación» con el Gobierno federal, lo que ha traído como consecuencia inseguridad en el estado, reprochó ayer la candidata Claudia Sheinbaum en el municipio donde vive el ex Presidente Vicente Fox.
Ante una plaza atiborrada de simpatizantes, la morenista subrayó la necesidad de coordinarse, «hacer equipo» y adoptar medidas como cambiar al Fiscal estatal Carlos Zamarripa, y atender a los jóvenes.
«Ese modelo no sirve, esa es parte de la explicación de la inseguridad en Guanajuato ¿Cómo se va atender la inseguridad si se fomenta la separación entre el Gobierno federal y el Gobierno estatal?», cuestionó.
«Tenemos que trabajar en equipo, tenemos que poner una parte el Gobierno de Guanajuato, cambiar ese Fiscal que hay aquí en Guanajuato, que es parte de los que no permite que se avance en la seguridad».
La candidata advirtió que en Guanajuato, la entidad con más homicidios en el País, no hay coordinación ni tampoco alternativas para los jóvenes, educación, cultura, deporte, ni empleos bien pagados.
«Además se les orienta (sic) a las adicciones; Guanajuato es de los estados con mayor número de jóvenes en adicciones», expresó Sheinbaum, a tono con críticas frecuentes de AMLO.
Para que mejore la seguridad en Guanajuato, sostuvo Sheinbaum, es importante que la candidata morenista, Alma Alcaraz, llegue a la gubernatura o de lo contrario, dijo, persistirá la falta de coordinación.
«(Con Alcaraz) va ser muy distinto, ella va dar oportunidades a los jóvenes y la vamos a apoyar», amplió.
«Va gobernar con honestidad, trayendo la seguridad y haciendo un Gobierno que disminuya la impunidad».
Acompañada de Alcaraz y de varios candidatos locales, la candidata de la colación «Sigamos Haciendo Historia» reiteró su compromiso de llevar paz y seguridad a Guanajuato en caso de llegar a la Presidencia.
«Por eso nuestro compromiso certero, de que va ganar Alma y vamos a ganar el Gobierno de la República y vamos a traer prosperidad, paz y seguridad al estado de Guanajuato», expresó.
«Eso es lo que tenemos que hacer, trabajar coordinadamente y traer paz y seguridad. No es un asunto de mano dura, porque luego dicen: ‘Es que yo sí tengo la valentía para…’, no, es un asunto de justicia social y que el sistema de justicia en nuestro País funcione».
Sheinbaum pisó por primera vez tierras guanajuatenses tras el asesinato de la candidata de su partido, Gisela Gaytán, en Celaya, a principios de abril, y en el mitin, entre los simpatizantes, sobresalían cascos negros de elementos de la Guardia Nacional parados entre la gente o cerca del templete.
Como parte de un operativo de seguridad, los efectivos federales portaban armas largas, chalecos antibalas y pasamontañas.
Sin embargo, el equipo de la morenista aseguró que no se reforzó la seguridad de la candidata para el mitin, sino que en el estado azotado por la violencia, se sumaron los escoltas de todos los candidato de Guanajuato que ayer acompañaron a Sheinbaum.
En la tierra de Fox, donde se ha recrudecido la violencia por la pugna entre el Cartel Jalisco Nueva Generación y el Cártel de Sinaloa, la candidata morenista al Gobierno de Guanajuato, Alma Alcaraz, sabedora de que la violencia es el tema que más preocupa a los ciudadanos, pregunta quién se siente seguro viviendo en Guanajuato.
«Nadie», le responden al unísono al arranque de su intervención.
Alcaraz acusa que el Gobernador panista de Guanajuato, Diego Sinhue, «hundió» a la entidad en rubros como la seguridad porque se la llevó peleando y rivalizando con AMLO.
«No podemos seguir como una isla porque justamente por eso nos ha ido tan mal», expresa.