El Instituto Mexicano del Seguro Social ofrece como parte de las estrategias para la prevención, detección y tratamiento, pruebas rápidas contra Hepatitis C. El coordinador de Prevención y Atención a la Salud, Néstor Martínez Orozco, explicó que en un lapso de tan sólo 15 minutos las personas pueden conocer los resultados.
Las pruebas rápidas ofrecen la posibilidad de que las personas que resulten positivas a Hepatitis C, tengan acceso al tratamiento, el cual tiene una eficacia de 98% contra el virus. El doctor explicó que la Hepatitis C, es una enfermedad que daña el hígado, por lo que su detección oportuna permite además prevenir otras complicaciones como cirrosis o insuficiencia hepática en etapas avanzadas.
El mencionado virus es capaz de transmitirse por sangre infectada a través del contacto con productos sanguíneos, objetos punzocortantes o relaciones sexuales sin uso de preservativos, entre otras causas más. Cabe mencionar que los derechohabientes interesados en realizarse la prueba rápida de VHC por sospecha de haber contraído el virus, deben acudir a consulta con su médico familiar para su valoración, seguimiento y tratamiento.
«Es comúnmente asintomática y sólo en algunos casos se puede detectar cuando su estado ya está avanzado. Entre los síntomas destacan el color amarillo en piel y ojos (ictericia), náuseas, cansancio y vómito, por lo que el médico llamó a la población a estar atentos, ya que estos malestares se pueden confundir con los de otras enfermedades”, detalló.