El representante estatal del IMSS, Diego Martínez Parra, informó de los beneficios fiscales para patrones y trabajadores eventuales del campo 2019-2020, de acuerdo con el Decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación.
Dicho Decreto, con vigencia hasta el 31 de diciembre de 2020, consiste en eximir parcialmente o reducir el pago de las cuotas obrero-patronales, con el objeto de promover la afiliación de los trabajadores eventuales del campo.
Dijo que de acuerdo con las instrucciones del director general, Germán Martínez Cázares, impulsarán en el país la incorporación de las familias campesinas y de los trabajadores del campo a los beneficios de la seguridad social, incluido Aguascalientes, por supuesto.
Tal disposición, además de los beneficios fiscales, otorga las facilidades administrativas para movimientos afiliatorios, acceso a servicios médicos y servicios de guarderías con mayor premura, pues una vez que se ha hecho la inscripción, en caso de ser necesario, el trabajador podrá gozar de estos beneficios a los siete días siguientes.
“Se trata de una medida de estímulo que creó el IMSS, una vez que fue declarada con carácter obligatorio la inscripción de los trabajadores del campo, en el año 2007, pero se han hecho modificaciones, ésta última tendrá una vigencia de dos años, por lo que fenecerá el 31 de diciembre de 2020”.
Para que los patrones puedan adherirse a este Decreto, deberán acudir a la subdelegación correspondiente y presentar solicitud; el IMSS informará su dictamen en un corto plazo. La medida representa una erogación económica importante para la institución, pero lo fundamental es incentivar a la parte patronal agrícola para asegurar a sus trabajadores eventuales del campo y éstos queden protegidos con los beneficios de la seguridad social.
Virtud a que se toma en cuenta el perfil epidemiológico de los trabajadores, asociado a enfermedades crónicas y a la edad, el IMSS hace un análisis de los antecedentes de los patrones para determinar si acredita el beneficio. Se habrá de difundir este Decreto para que los patrones conozcan las reglas de operación, sin temor a declarar el salario real, y así cumplan con la responsabilidad social de aseguramiento para sus trabajadores.